Conoce el verdadero valor de la eficiencia energética

Además de ser imprescindible para la sostenibilidad de nuestro entorno, la eficiencia energética tiene enormes beneficios para la economía doméstica. 

Conoce el verdadero valor de la eficiencia energética
Saber gestionar la energía es clave para proteger el medio ambiente.

La eficiencia energética consiste en reducir el consumo de energía obteniendo el máximo beneficio y satisfaciendo así todas nuestras necesidades. 

La clave está en aprender a gestionar de manera eficaz todos los recursos energéticos obteniendo su máximo efecto. La idea principal no es simplemente reducir el consumo, si no producir más con menos. 

La construcción de las viviendas y uso de aparatos de bajo consumo juegan un papel significativo, pero en nuestra mano está una parte importante, cambiar nuestros hábitos de consumo.
 

LA IMPORTANCIA DE LA EFICIENCIA ENERGÉTICA


Los recursos de los que disponemos y nuestros hábitos de consumo energético afectan directamente a nuestro planeta, por ejemplo, fomentando o frenando una de las mayores preocupaciones actuales, el cambio climático.

El problema es que hoy en día dependemos en exceso de la energía. La luz, el agua caliente, los electrodomésticos y de más aparatos eléctricos, la calefacción o el aire acondicionado, entre muchas otras cosas, son imprescindibles en nuestro día a día. 

Esto nos ayuda a poner en claro la necesidad de una mayor eficiencia energética en la producción y en el consumo, ya que es esencial tanto para nuestro bienestar y calidad de vida como para la sostenibilidad del medio ambiente. 


¿REALMENTE NOS PERMITE AHORRAR?


Muchas de las prácticas que nos ayudan a conseguir una mayor eficiencia energética en nuestro hogar no tienen ningún coste adicional, ya que está en nuestra mano no desperdiciar la energía que consumimos, cambiando nuestros propios hábitos.

Existen otros métodos para mejorar la eficiencia en los que podemos invertir más o menos dinero, pero a largo plazo comenzaremos a recuperarlo y nuestras facturas también comenzarán a disminuir. Por lo tanto, la respuesta a la pregunta es sí.

Evidentemente, una vivienda que sabe economizar correctamente la energía consigue ahorrar dinero. No es lo mismo cambiar las bombillas o instalar un termostato que ponernos a hacer obras para mejorar los aislamientos de nuestra casa o instalar una caldera de condensación. Sin embargo, en ambos casos conseguiremos obtener beneficios, unos más rápidamente y otros a largo plazo.

Por ejemplo, el coste de una lámpara LED es más alto que el de una lámpara convencional, pero las LED tienen una vida útil más larga y una mayor eficiencia energética. Otro ejemplo son las cocinas de inducción, que nos ayudan a reducir hasta un 40% el consumo de energía en comparación con la vitrocerámica.

 

Como ves, para mejorar la eficiencia tan solo tenemos que comenzar a cambiar nuestros hábitos de consumo, usar tecnología de bajo consumo y hacer un uso responsable de la energía. Así, contribuiremos a nuestro propio bienestar y ayudaremos a proteger el medio ambiente.

También te puede interesar:
 

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados