¿Tienes dudas sobre los tipos de interés?

Si te preocupas porque crees que eres el único que tienes dudas sobre los tipos de interés, ¡tranquilo! Te respondemos las dudas más frecuentes.

¿Tienes dudas sobre los tipos de interés?
No eres el único, es más frecuente de lo que piensas

Respondemos a todas tus dudas


Hablar de finanzas nunca es fácil, pero tampoco tenemos que preocuparnos. Basta un poco de concentración, un buen asesor, y una buena fuente bibliográfica para, en tal caso, entender la parte más teórica.

Sabemos que necesitas de respuestas rápidas y claras, por eso te respondemos las dudas más frecuentes relacionadas con los tipos de interés:

¿Qué es el tipo de interés?


El interés es el precio que se recibe, o que se paga, por pedir o dar una determinada cantidad de dinero durante un determinado lapso de tiempo. Este dinero es llamado capital.
En cualquiera de los casos, se expresa en tanto por ciento al año, independientemente del tiempo que se pretende.

¿Qué diferencias hay entre el tipo de interés simple y el tipo de interés compuesto?


Sus diferencias radican en que, en una determinada operación:

  • Con interés simple, los intereses liquidados se mantienen aparte del capital inicial, o sea, no se suman creando nuevos valores de intereses.
  • Con el interés compuesto, los intereses liquidados se suman en cada periodo, acumulando y creando nuevos valores de intereses.

¿Qué diferencias hay entre el tipo de interés fijo y el tipo de interés variable? 


Sus diferencias radican en que, en una determinada operación:

  • Con interés fijo, el valor se calcula, se aplica y no se modifica durante todo el contrato establecido.
  • Con el interés variable, el valor nunca es el mismo ni se mantiene estable, por el contrario, se va calculando a medida que pasa el tiempo. El término financiero más usado es el de suma de un índice o tipo de interés de referencia y un porcentaje o margen diferencial.

¿En qué consiste la TAE (tasa anual equivalente)?


A diferencia de los tipos de interés, que no tratan los gastos ni las comisiones, este incluye los gastos, las comisiones y el interés. Muestra entonces el coste o rendimiento efectivo del producto financiero que elegimos en valores porcentuales.

Para calcular, basta saber el tipo de interés compuesto y la hipótesis de reinvertirlo en el mismo tipo de interés, pues es equivalente. Aun así, se debe estar atento porque puede diferir en algunos casos.

¿Está regulado el tipo de interés que me puede cobrar o pagar una entidad? 


No, cada entidad tiene derecho y libertad para decidir los tipos de interés que puede aplicar en sus contratos u operaciones. Por ley, toda y cualquier entidad que presten estos servicios, deberá tener en lugar visible las siguientes informaciones:

  • Tipo de interés preferencial;
  • Los tipos para los descubiertos en cuenta corriente;
  • Los tipos para los excedidos en cuenta de crédito.

¿Puede un barco redondear al alza el tipo de interés aplicado en una hipoteca?


Siguiendo la fuente más confiable que encontramos en la web, sobre este tema de finanzas, el Banco de España, encontramos la respuesta: Desde la entrada en vigor de la Ley 44/2002, de 22 de noviembre (B.O.E. del 23), de Medidas de Reforma del Sistema Financiero, y siempre que esté pactado y que sea al alza y a la baja, el tipo de interés variable de las hipotecas puede redondearse como máximo al octavo de punto más próximo -hacia arriba o hacia abajo- en el momento en que corresponda la revisión.

¿Qué es el Euribor? ¿Cómo se puede comprobar su valor o el tipo de referencia para la revisión de una hipoteca? ¿Qué pasa con los préstamos referenciados al Míbor?


EL Euríbor es la media que se saca después de consultar las cincuenta (50) entidades más activas de Europa, sobre los valores de los tipos de interés variable, que se aplican en los préstamos hipotecarios. Estas informaciones son publicadas a mediados del mes.

El Míbor fue sustituido por el Euríbor, lo único que aún lo hace visible y aplicable, son los emprestamos que fueron celebrados antes del año 2000.

Esperamos que, así como nosotros, hayas conseguido responder a tus dudas y que puedas aplicar esta información en tu vida financiera y, quién sabe, si ayudar otros compartiendo nuestro artículo. Nosotros te lo agradecemos.

También te puede interesar:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados