Dormir con tu perro u otra mascota, ¿es bueno o malo?

Dormir con tu perro puede conllevar algunos problemas de higiene, pero las investigaciones apuntan a que la calidad del sueño no se ve alterada.

Dormir con tu perro u otra mascota, ¿es bueno o malo?
El nivel de eficiencia del sueño de quienes duermen con mascotas es muy alto

En un artículo anterior sobre cómo hacer para que nuestro perro deje de dormir en nuestra cama apuntábamos que una de las razones por la que no debía hacerlo es porque podría orinar en las sábanas para marcar territorio. Otros problemas de higiene al dormir con tu perro o mascota son que pueden dejar pelos y babas.

Los beneficios de dormir con tu perro o mascota

dormir-con-perro

Pese a eso, no son pocas las personas que permiten a sus perros dormir en la misma habitación. Para comprobar si la presencia de un animal en nuestro cuarto puede alterarnos el sueño, la Clínica Mayo ha llevado a cabo un estudio. Los resultados, a priori, arrojan datos bastante buenos para los dueños y las mascotas que comparten cama o habitación:

  • La media de eficiencia del sueño en las personas monitoreadas fue del 81%, un punto por encima del nivel que se considera como satisfactorio (80%). La media de permanencia en la cama fue de 7,9 horas, de las cuales 6,7 horas fueron de sueño. Los resultados no variaron en función del tamaño del perro.
  • Las personas que dormían en la misma cama obtuvieron un nivel de eficiencia del sueño del 80%, mientras que las que dormían en la misma habitación pero no en la misma cama subieron hasta el 83%.
  • Los perros que comparten habitación con sus dueños permanecieron activos una hora y durmieron 6,9 horas de media.

Para realizar este informe, los investigadores monitorearon el sueño de 40 personas con una media de edad de 44 años y con perros de una media de 5 años. El monitoreo duró una semana, tras la cual la Clínica Mayo estableció la siguiente conclusión: “la presencia de un perro en el dormitorio no afecta al descanso de los humanos, tal como se preveía antes del experimento“.

Otro trabajo liderado por Bradely Smith, de la Universidad australiana de Central Quennsland, defiende que el colecho con perros y mascotas es beneficioso para la interacción social y la seguridad personal.

La parte mala de dormir con tu perro o mascota

Pero dormir junto a nuestras mascotas también conlleva algunos riesgos. Por ejemplo, se pueden producir respuestas inmunológicas, como asma o alergias. Además de los problemas de higiene con los pelos y las babas de los que hablábamos al principio de este artículo.

La parte buena es que todos estos riesgos se pueden minimizar si mantenemos a nuestras mascotas limpias y desparasitadas y las llevamos a las revisiones con el veterinario (se recomienda ir al menos cada 6 meses).

Además se pueden dan problemas de conducta en los animales, por no hablar de que las parejas pueden tener problemas de intimidad. Todo ello podemos leerlo en este documento de la Universidad de Cambridge.

 

También te puede interesar:

Continuer Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados