Cómo dormir a un bebé, 10 consejos imprescindibles

No existe un manual que nos enseñe cómo dormir a un bebé, pero sí que hay varios métodos que podemos ir probando. Alguno funcionará.

Cómo dormir a un bebé, 10 consejos imprescindibles
La rutina es fundamental para que los más pequeños concilien el sueño

Quienes son padres saben que dormir a un bebé a veces se convierte en una difícil misión. Lo malo es que no existe un manual que nos enseñe cómo dormir a un bebé, así que no nos queda más remedio que ir probando diferentes métodos.

Como no todos los niños son iguales, los trucos que funcionan para uno a otros no les sirven para nada. A continuación listaremos una decena de consejos sobre cómo dormir a un bebé recomendados por los especialistas. Con suerte, uno de ellos será efectivo para dormir a nuestro bebé.

 

1. Establece una rutina

De todos los consejos imprescindibles sobre cómo dormir a un bebé hay uno que se repite siempre: establece una rutina. Bañarlo, darle la cena y echarlo a dormir siempre a la misma hora, incluso siguiendo el mismo ritual. Puede ser cantarle la misma nana, leerle un cuento, darle un masaje o poner una música suave. Esta rutina debe mantenerse cuando se quede a dormir en otras casas (nota para los abuelos).

 

2. Dale de cenar temprano

Si queremos que nuestro bebé se duerma pronto tendremos que darle la cena pronto. Él irá aprendiendo que después de la cena llega la hora de dormir.

 

3. Limita los ruidos

Muchos bebés son sensibles a los ruidos. Si nuestro hijo es de esos no nos quedará más remedio que reducir el nivel de ruidos en casa mientras se está durmiendo.

 

4. Haz que el bebé se relaje

Cuanto más relajado esté el bebé, mejor dormirá. Por eso conviene limitar las visitas nocturnas que alteren al pequeño y que la persona que lo vaya a acostar no esté nerviosa.

 

5. La oscuridad ayuda

Es recomendable cerrar las persianas ya que estas reducen el ruido exterior y evitan que entren luces de la calle.

 

6. Acuéstalo en la cuna

Este consejo es uno de los más complicados, ya que muchos niños solo se duermen en brazos. Pero los expertos aconsejan echarlos en la cuna, acompañarlos un rato y salir antes de la habitación antes de que se haya dormido.

Por cierto, la cuna tiene que estar libre de peluches o almohadas y el colchón debe ser firme.

 

7. No abrigarlo en exceso

A la hora de tapar al niño no hay que abrigarlo en exceso. La sábana siempre debe quedar por debajo de las axilas, con los brazos por fuera. Los sacos-pijama son una buena alternativa para que no se destape por la noche.

También son muchas las voces que se alzan en contra de llevar al bebé a la cama de los padres cuando llora. Pero yo aquí no me meto, puesto que no hay cosa que más tranquilice a los niños que dormir con sus padres.

 

También te puede interesar:

Continuar Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados


Additionally, paste this code immediately after the opening tag: