Dni electrónico: datos para que funcione a pleno rendimiento

Aprender a usar el DNI electrónico es una oportunidad única para ahorra tiempo sin hacer colas en la Administración o no gastar en costes de desplazamiento.

Dni electrónico: datos para que funcione a pleno rendimiento
Existen lectores externos de DNI electrónico por sólo 8 euros

Hubo un tiempo en donde un cartoncito plastificado, que variaba de tamaño y color según la época, justificaba de manera inequívoca la identificación de su titular. Un pequeño retrato de fotomatón, huella dactilar y listo. La facilidad con que la picaresca (alterar la edad para entrar en una discoteca), o malas artes (falsificación para fines delictivos), se beneficiaban con su fácil modificación, hizo que en 2006, gracias a las nuevas tecnologías, empezara a utilizarse el dni electrónico.

Se trata de un microchip que almacena los datos de nuestra huella dactilar, firma, fotografía, así como algunos certificados electrónicos. Estos son aquellos que permiten la identificación del titular (Certificado de Autenticación) y la firma electrónica de documentos (Certificado de Firma). Con el primero reconoce al titular del dni electrónico en una comunicación telemática. Con el segundo se garantiza la veracidad del documento firmado, su procedencia y la autenticidad de origen.

Una vez que toca renovar el carné y obtenemos el dni electrónico, debemos sacarle partido destinando su uso a gestiones que antes sólo nos llevaban a consumir mucho tiempo y no menos paciencia. Para ello debemos seguir los siguientes procesos:
 

Pasos para optimizar el uso del DNI electrónico


01. Comprar un lector de DNI  externo. 

Su precio no es caro. Hay lectores de DNI electrónico por 8 € en Amazon, por ejemplo. Una vez instalado, se introduce el dni electrónico y se marca el pin que nos facilitaron en un sobre el día de la renovación. En caso de haberlo perdido, deberemos acudir al Punto de Actualización del DNI electrónico (PAD), que hay en las oficinas de expedición. El lector de impresión dactilar reconocerá nuestra huella y la aplicación permite al titular cambiar el pin del dni electrónico. ¡Ya podemos empezar a usarlo!


02. Tramitación con las administraciones públicas

Se acabaron las colas. El uso del dni electrónico evita tan típica molestia y permite realizar las gestiones a la hora que a uno le venga bien. Así podrá realizar la declaración de la renta, consultar el informe de Vida Laboral, obtener cualquier informe de la Seguridad Social, ver el estado de nuestro carné de conducir, solicitudes de prestación contributiva por desempleo…


03. Gestiones de banca online seguras

Cada vez más las entidades bancarias piden el dni electrónico para tener acceso a nuestras cuentas corrientes y asegurar así cualquier operación a realizar.


04. Compras firmadas por internet

Un ejemplo sería la adquisición de acciones. Se trata de una operación muy formal y seria que se puede realizar desde el propio hogar tan sólo identificándonos en el dni electrónico. 

Gracias a él, del destinatario con el que nos ponemos en contacto   siempre tendrá la certeza que somos quien decimos ser. En una época en la que seguridad en las comunicaciones virtuales es fundamental, el dni electrónico es la certificación más segura de nuestra existencia real. 

Actualmente conviven dos tipos de dni electrónico. Junto al, digamos clásico, dni electrónico, tenemos dni 3.0, aparecido a finales de 2015. Su principal novedad respecto al anterior es un microchip en el reverso del carné que permite la conexión tanto por hardware, como de manera inalámbrica gracias a la tecnología NFC, presente en la mayoría de smartphones y tablets. Tan sólo hay que descargarse la aplicación del servicio al que nos queremos conectar.


También te puede interesar:
 

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados