En qué consiste un divorcio con custodia compartida

En un divorcio con custodia compartida, la felicidad de los hijos deberá estar siempre en primer lugar.

En qué consiste un divorcio con custodia compartida
La palabra "divorcio" ya no es tabú para la sociedad

Actualmente, la palabra divorcio ya no supone un tabú en la sociedad, ya que ese término se ha vuelto familiar entre todos nosotros. Talvez cuando eramos más jovenes, era raro en la escuela oír a nuestros compañeros decir que tenían a sus padres separados o en fase de divorcio. Sin embargo, los tiempos han cambiado y hoy es normal que los más jóvenes sufran en sus carnes un divorcio con custodia compartida.

Así y todo, aún hay muchas personas que no saben lo que es, ni como se tramita, por eso, os hemos preparado una pequeña y detallada información con todo lo que necesitáis saber.
 


Divorcio con custodia compartida: conoce todos los detalles


 

Es la situación legal, en la que habiendo separación matrimonial o divorcio, ambos padres ejercen la custodia legal en igualdad de condiciones y derechos sobre los hijos menores de edad.



¿Cómo se tramita un divorcio con custodia compartida?

Cuando se utiliza una vía amigable, nada de contenciosos, los abogados de ambas partes redactan un Convenio Regulador, para poner por escrito los efectos que causaron tal divorcio.

Este convenio será presentado en el juzgado y si el Ministerio fiscal aprueba lo relacionado con los menores, y los padres ratifican tal acuerdo, el juez dicta sentencia (aprueba el convenio) sobre el divorcio y sobre la custodia de los menores.



Medidas a tener en cuenta

De mutuo acuerdo se tendrán que tomar las siguientes medidas en relación a los hijos:
 

1. Guardia y custodia: tendrán que decidir quién se hace cargo del/los menor/es. Puede ser asumida por uno de los progenitores o por ambos, excepto cuando el menor está en edad lactante, pues en este caso será la madre a quedarse con la guardia y custodia.
 

2. Patria potestad: ambos tendrán derecho a tomar todas las decisiones que le surjan al menor.
 

3. Pensión de alimentos: el progenitor que no se quede a cargo del menor, tendrá que contribuir con parte de los gastos de éste (comida, ropa, medicinas, etc).
 

4. Regimen de visitas: tendrán que decidir que días puede visitar al progenitor que no tiene la guardia y custodia del menor.


En definitiva, en situaciones de separaciones con hijos, el divorcio con custodia compartida acaba por ser la mejor opción, ya que los menores mantienen el acompañamiento por parte del padre y de la madre, teniendo una educacion y un crecimiento equilibrado.

Así siendo, los padres deben siempre pensar en lo mejor para los hijos, ya que serán los más afectados en este triste proceso. La felicidad de los hijos deberá estar siempre en primer lugar.


También te puede interesar:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados