¿Diésel o gasolina? Cuál compensa más

Escoger el coche no solo obedece a razones estéticas y tecnologías, debes decidir si prefieres diésel o gasolina. El verdadero ahorro está aquí.

¿Diésel o gasolina? Cuál compensa más
Tu tipo de vida, la clase de coche y tu tipo de conducción, son la clave.

Uno de los típicos dilemas de la persona que quiere comprar un coche es el de tener que decidir entre diésel o gasolina. Esta decisión siempre se ve asombrada por la idea, casi obsoleta, de que los coches a diésel son la opción más inteligente, segura y ahorradora.

Con el pasar de los años esta especie de “verdad absoluta” se ha disipado un poco. Si quieres entender el por qué, sigue leyendo.


¿Qué produjo el cambio en el favoritismo entre diésel o gasolina?


No es que de repente el diésel se haya vuelto “malo”, ni que la gasolina haya restructurado su fórmula, Se trata, simplemente, de una serie de opciones que, a medio y largo plazo, se traducen en beneficios. Está todo relacionado con los sistemas, motores, u otros mecanismos del coche que benefician más con uno que con otro.

Siendo así, comparemos realidades entre el uso del diésel y la gasolina:
 
  • Si planes comprar un coche nuevo, la primera diferencia surge aquí. En España, los coches con motor a diésel son, en media, 2000 euros más caros que los que poseen motores a gasolina;
  • Aún en el tema de los coches nuevos, el seguro que necesitas y que es obligatorio para circular, es más caro para los coches a diésel. Las estadísticas de 2014 demuestran que se sitúan entre un 14 y un 20 % más caro en comparación con los de gasolina;
  • Cuando hablamos de kilometraje, comparando diésel y gasolina, la primera solo se vuelve rentable cuando conduces una media de 25.000 km o más. Debajo de esta cifra, no hay una diferencia realmente significativa con la gasolina;
  • Si nos limitamos al consumo de motor, sin incluir otros factores, el consumo de los coches a diésel es menor, en el medio urbano. Las estadísticas rondan un 5% más barato, siendo exactamente esta la razón que llevaba a los conductores a escoger está opción. Actualmente, esta diferencia es cada vez más reducida;
  • Por último, y no menos importante, está la cuestión de la contaminación ambiental y sonora. Los motores a gasolina, en este momento, son menos contaminantes y menos nocivos que los que llevan diésel. Por eso, varios países por toda Europa y el mundo, han empezado una campaña para minimizar su uso. 


Herramientas útiles


Encontramos portales que resultan ser bastante útiles para este asunto del diésel o gasolina. En ellos, y a través de un sistema semejante al de la calculadora, puedes introducir los datos reales y tendrás una comparación. Si quieres algo específico, no hay mejor respuesta que la de:
 
Ahora no queda más que pensar en el asunto y decidir cuál es la opción más indicada para ti y para tu familia. 

También te puede interesar:
 

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados