El Día de la Madre, ¿cuál es su historia y tradición?

Dentro de las festividades de carácter mundial está el Día de la Madre, una celebración que triunfó primero en EE.UU y luego se extendió por el mundo.

El Día de la Madre, ¿cuál es su historia y tradición?
En Grecia se le rendían honores a Rea, madre de Zeus

Cierto es que las madres son algo especial. Todos tenemos una relación diferente con ellas, gracias quizá al significativo vínculo de que nuestra vida surgió de ellas. A un padre se le quiere también, por supuesto, pero una madre es intocable. La mano cercana cuando estamos enfermos, la persona que se preocupa siempre de si comemos bien, aquella que tan solo espera una simple llamada de teléfono… Por eso surgió el Día de la Madre, una celebración en la que reconocer su valor.

Y es que la importancia materna no es algo de ahora, sino que ya en la antigüedad se le rendía honores, como los griegos a Rea, madre de los dioses Zeus, Poseidón y Hades. También los romanos se acordaban de ella y tenían una fiesta en su honor, a la que llamaban Hilaria, el quince de marzo en el templo de Cibeles.

Luego llegarían los cristianos para adaptar viejos ritos a los nuevos tiempos, estableciendo el ocho de diciembre para celebrar el Día de la Madre en lo que denominaron Inmaculada Concepción.
 

Origen del Día de la Madre

Aunque como ya hemos visto que la tradición del Día de la Madre se remonta a muchos siglos atrás, el concepto actual viene, como parece que siempre ocurre, del país del Tío Sam.

En concreto del Mother´s Friendship Day o Mother´s Day Meetings, que eran reuniones organizadas tras la Guerra de Secesión norteamericana, donde las madres se dedicaban un día a ellas mismas, hablando sobre los diferentes temas de actualidad.

También, allá por 1870, Julia Ward Howe, poetisa y activista, escribió un texto llamado Proclamación del Día de la Madre, que era un canto a la paz y final de las guerras. Y fue en 1873 cuando féminas de dieciocho ciudades norteamericanas hicieron una reunión del Día de la Madre. Tanto gustó que la ciudad de Boston continuó celebrando el evento diez años más, hasta que la cosa fue perdiendo fuelle.

Pero fue Anna Marie Jarvis, hija de Anna Marie Reves Jarvis (activista de Virginia que luchó por reconocer el trabajo de las madres trabajadoras), la que organizó el 12 de mayo de 1907 el Día de la Madre para conmemorar también el fallecimiento de la suya. Desde esa fecha la idea fue extendiéndose por todo Estados Unidos gracias a una activa campaña.

Debido a su insistencia, en 1914 el presidente norteamericano Woodrow Wilson declaró el segundo domingo de mayo como el Día de la Madre en EE.UU. Y como lo que triunfa por aquellas tierras luego termina extendiéndose por el mundo, pues al final recaló en España.

Sin embargo, como no podía ser menos, nosotros le dimos nuestro particular toque y decidimos celebrarlo el primer domingo de mayo, porque sí. Durante más de trescientos años lo celebramos el ocho de diciembre, día de la Inmaculada Concepción, pero en 1965 se cambió al primer domingo de mayo. Fecha en la que hijos y maridos regalan a las madres regalos con los que agradecer todo ese cariño, esfuerzo y cuidados que ellas siempre nos ofrecen desinteresadamente.

 

También te puede interesar:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados