Qué son las deudas por efectos descontados

Conoce todo lo que necesitas saber sobre las deudas por efectos descontados, en qué consiste este método de financiación y cómo se contabilizan.

Qué son las deudas por efectos descontados
La financiación más rápida y eficaz para aumentar la liquidez de tu empresa

Las deudas por efectos descontados provienen de los fondos que recibe una determinada empresa por parte de una entidad bancaria.

Estos fondos se traducen en descuentos que funcionan como una forma de financiación a corto plazo para la empresa.

Cualquier empresa puede recurrir a estos descuentos cuando necesite liquidez. Tras solicitar este crédito a la entidad bancaria, la empresa obtiene deudas por efectos descontados, entregando como garantía las letras o pagarés, o cualquier otro documento mercantil que este pendiente de cobro.

A través de este tipo de financiación la empresa no recibirá una importe total, ya que el banco realiza los descuentos en forma de intereses hasta que el importe de la letra es totalmente liquidado.

 

FINANCIACIÓN A TRAVÉS DE EFECTOS DESCONTADOS


Las deudas por efectos descontados derivan de las denominadas operaciones de descuentos de efectos. Un tipo de financiación bastante rápida y eficaz para las empresas, ya que permite cobrar el valor antes de que la letra o efecto comercial prescriba. Así, las empresas pueden aumentar su liquidez en un momento puntual sin necesidad de pedir un préstamo.

Aunque esta operación financiera se refleje como un activo en la cuenta bancaria, se trata a fin de cuentas de una deuda con el banco por el efecto comercial descontado. Hay que tener en cuenta que aunque el banco sea quien adelanta el dinero, en caso de impago la empresa es la que asume todos los riesgos. Si el cliente no paga, la entidad bancaria carga la deuda a la empresa, y ésta debe asumir también los gastos de devolución.

En caso de entrar en situación de impago, antes de intentar recuperar el importe restante por las vías judiciales, existe la posibilidad de que la entidad bancaria emita una refinanciación para poder hacer frente a la deuda.

 

CONTABILIZAR DEUDAS POR EFECTOS DESCONTADOS

Las deudas por efectos descontados están contempladas en el Plan General de Contabilidad, a través del Real Decreto 1514/2007. En este documento también se estipulan las pautas a seguir para introducir estos movimientos en el informe de contabilidad de la empresa.

En primera instancia, debe verse reflejado en la factura el valor del producto o servicio adquirido y de qué manera el cliente pagará dicho producto, el plazo y las condiciones. Si se lleva a cabo una financiación a través de efectos comerciales descontados, debe constar el valor del descuento solicitado a la entidad financiera, los intereses y los gastos adicionales. Todas estas condiciones deben ser negociadas con el propia entidad.

Además de las especificaciones anteriores, también es necesario determinar la suma del producto que es adquirida por el cliente y la suma desembolsada por el banco, con todos los intereses y gastos incluidos en el valor. De este modo, el resultado de esta operaciones financieras deducirán los beneficios obtenidos por la empresa tras la venta del producto o servicio. 

También te puede interesar:

 

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados