Detectores de radares, ¿cuáles están permitidos?

¿Alguna vez te han dicho que los detectores de radares son ilegales? Porque es cierto… en parte. Te explicamos qué dice la normativa al respecto.

Detectores de radares, ¿cuáles están permitidos?
Las multas pueden alcanzar los 6.000 euros

Hace poco te contamos cuáles son los radares que más multan en España por exceso de velocidad. Como conductores estamos en la obligación de circular de acuerdo a las normas de tráfico, pero también tenemos el derecho a conocer la localización de estos dispositivos. Los detectores de radares sirven exactamente para eso.

Sin embargo, en la actualidad existen tres clases de aparatos parecidos que suelen llevar a confusión: detectores, inhibidores y avisadores. Sus diferentes características determinan si cumplen o no con la legalidad vigente.

Llevar en nuestro vehículo cualquiera de estos aparatos que sea ilegal puede acarrear multas de hasta 6.000 euros y la retirada de varios puntos del carné de conducir. Problemas que se pueden evitar si conoces toda la información necesaria.

DETECTORES DE RADARES

Los detectores de radares suelen ser dispositivos instalados en el vehículo de forma visible para alertar al conductor de la localización de un radar de tráfico, tanto fijo como móvil. La mayoría de ellos están dotados con pantallas de diferentes pulgadas donde quedan reflejadas las alertas. Sin embargo, con la entrada en vigor de la Ley de Tráfico de 2014, estos dispositivos fueron prohibidos.

La sanción por tener instalado un detector de radares en nuestro vehículo es de 200 euros de multa y la retirada de 3 puntos del carné.

Los inhibidores de radaresestán aún peor vistos por la normativa. Estos equipos, de mayor tamaño que los detectores, van normalmente escondidos en el vehículo, y su tecnología permite rastrear y anular el funcionamiento de los diferentes radares que se pueden encontrar en la vía pública.

También están prohibidos y la sanción por llevarlos es mucho más dura: a la obligación de desinstalarlos se le añaden 6.000 euros de multa y la retirada de 6 puntos del carné.

La situación cambia cuando hacemos referencia al tercer tipo de dispositivo que encontramos en el mercado: los avisadores de radares, que por lo general son programas incluidos en los navegadores GPS.

Los avisadores consisten, básicamente, en una base de datos donde están registrados todos los radares fijos colocados en la vía pública. Por tanto podría decirse que tiene exclusivamente información fija, ya que no incluye información sobre los radares móviles. Además, solo alerta de la localización de los radares sin alterar su funcionamiento, como ocurre con los inhibidores.

Estos dispositivos sí son legales, ya que la propia DGT hace público cada año la ubicación de los radares fijos en las carreteras españolas.

 

También te puede interesar:

Continuer Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados