Qué son los despidos nulos y qué efectos tienen

En caso de despidos nulos con sentencia, la empresa está obligada a readmitir al trabajador y a abonarle el salario que ha dejado de cobrar durante el periodo transcurrido entre la fecha de despido y la sentencia. 

Qué son los despidos nulos y qué efectos tienen
Implican discriminación o vulneración de los derechos y libertades del trabajador

El Tribunal Supremo ha anulado casi la mitad de los despidos colectivos recurridos al entender que no se ajustan a derecho.

Y es que cuando una empresa despide a un trabajador de forma improcedente este no se queda con los brazos cruzados.

Tiene la posibilidad de impugnarlo y será el juez quien decida si es procedente, improcedente o si se encuentra ante un despido nulo.

En este artículo vamos a centrarnos precisamente en los despidos nulos



Qué son los despidos nulos 


La ley establece que son despidos nulos cuando se da alguno de los siguientes casos:
 
  • Discriminación o vulneración de los derechos y libertades del trabajador.
 
  • Se trata de una mujer embarazada (desde la fecha de inicio del embarazo hasta el comienzo del período de suspensión del contrato por maternidad), tenga un embarazo de riesgo, sufra enfermedades causadas por el embarazo, parto o lactancia. 
 
  • El trabajador haya solicitado una reducción de jornada laboral por maternidad/paternidad, ya sea lactancia (hasta los 9 meses ), hospitalización del menor o guarda legal (hasta los 8 años).
 
  • El empleado haya solicitado una excedencia para cuidar de un hijo.
 
  • Mujeres víctimas de violencia de género que hayan solicitado reducción de jornada laboral, movilidad geográfica o cambio de centro laboral.
 
  • Trabajadores que se hayan reincorporado al trabajo tras volver de una baja por maternidad, paternidad, adopción o acogimiento (si no han pasado 9 meses desde el nacimiento o adopción).
 
  • En los despidos colectivos donde se detecten defectos en el ERE.


No obstante, aunque nos encontremos en una de estas situaciones, si el empleador demuestra que el despido no está relacionado con estas causas el despido puede no ser nulo.


Los efectos de los despidos nulos


Si finalmente hablamos de despidos nulos, la empresa está obligada a readmitir al trabajador en el mismo puesto que desempeñaba antes de ser despedido y a abonarle las nóminas que ha dejado de cobrar durante el periodo transcurrido entre la fecha de despido y la sentencia. Eso incluye también el alta en la Seguridad Social.

Si estuviese cobrando el paro, la empresa deberá devolver al Servicio Público de Empleo las cotizaciones a la Seguridad Socia y las cantidades recibidas por el trabajador. Ese dinero se lo puede descontar del salario atrasado que debe pagarle.

Puede ocurrir que el trabajador gane el juicio pero que ya no quiera volver a trabajar en esa empresa. En este caso puede pedir que se le indemnice por despido improcedente. La cantidad a percibir será de 33 días de salario por año trabajado desde febrero de 2012. Antes de esa fecha hay que calcular 45 días por año trabajado.

También te puede interesar:
 

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados