El despido por causas objetivas

Conoce todo lo que hace falta saber sobre el despido por causas objetivas: su definición, sus causas específicas y más. Una situación legal que debes tener muy clara para saber afrontarla.

El despido por causas objetivas
Es una posibilidad latente que puede sufrir cualquier trabajador

Cualquier empresa puede llevar a cabo un despido por causas objetivas si la situación lo permite y lo obliga.

Por eso es importante que tú – seas empleado o empleador – conozcas más a fondo qué implica un despido de este estilo. 

Sigue con nosotros, y lee este artículo. Te contamos en qué consiste un despido por causas objetivas, cuáles son los motivos que se pueden aducir y algunas dudas frecuentes.

Quédate con nosotros, porque lo que tenemos que contarte es muy importante para tu futuro laboral.




¿Qué es un despido por causas objetivas?

Este tipo de despidos consisten en la finalización de la relación laboral por causas que según la ley son consideradas como objetivas.

Los motivos pueden ser de diversos tipos como recesiones económicas, cortes presupuestarios, cierre de departamentos, o disminución en la producción, entre otros.

A diferencia del despido disciplinario, en este caso el empleado no tiene culpa alguna en el desenlace.
 

¿Cuáles son estas causas consideradas objetivas?

 
En este tipo de situaciones es importante tener claro cuáles son las situaciones que según la ley se consideran como causas.
 
  • Incompetencia del trabajador.

Esta causa sólo puede ser utilizada cuando la incompetencia del trabajador sólo se descubre después de su entrada fija a la empresa, es decir, después de que finaliza el período de prueba.
 

  • Falta de adaptación

Hay situaciones en los que muchos empleados no tienen la capacidad de adaptarse a situaciones en las que los procesos habituales de la empresa son modificados en busca de una mayor eficacia, ya sea mediante nuevos métodos de trabajo o inclusión de nuevas tecnologías.

Si, tras recibir la formación pertinente, el trabajador no es capaz de llevar a cabo estos procesos, existe una causa objetiva para su despido.
 

  • Causas económicas, organizativas, productivas o técnicas

Los problemas económicos, las reorganizaciones logísticas, la alteración de los patrones de producción de la empresa o las modificaciones en la metodología de trabajo también se pueden dar pie a un despido por causas objetivas.
 

  • Las faltas de asistencia

Aun cuando las faltas al trabajo estén justificadas pueden originar un despido por causas objetivas cuando son demasiado reiteradas.
 

  • Insuficiencia presupuestaria

En organizaciones sin fines de lucro, la falta de fondos es una causa totalmente válida para un despido por causas objetivas.
 

Dudas frecuentes sobre los despidos por causas objetivas

Para que un despido objetivo se efectúe correctamente deben cumplirse las siguientes condiciones:
 
1. El trabajador debe ser informado a través de una carta de despido.
 
2. Se le debe dar un preaviso de al menos 15 días útiles, en los cuáles dispondrá de un máximo de hasta 6 horas semanales que serán destinados a la búsqueda de un nuevo puesto de trabajo.
 
3. La indemnización deberá ser de 20 días de salario por cada año trabajado, sin superar el máximo de 12 mensualidades.
 
4. Las causas del despido deben ser dadas a conocer a los representantes de los trabajadores.
 
5. Cuando se trata de un despido colectivo y el empleador no tiene la posibilidad de pagar la debida indemnización deberá notificárselo por escrito al empleado. Aún en estas circunstancias, el trabajador sigue teniendo derecho a exigirla de todas formas.


¿Es posible luchar desde el punto de vista legal contra un despido objetivo?

 
Por supuesto, siempre que el trabajador no esté de acuerdo con las causas que motiven el cese de la relación laboral o la objetividad de las mismas está en todo el derecho de discutir legalmente la validez del despido, de la misma manera que si se tratara de un despido disciplinario, y con las mismas posibilidades de desenlace.


También te puede interesar:
 

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados