Descubre la técnica del crochet japonés: el secreto mejor guardado

¿Te encanta hacer ganchillo y estás continuamente buscando nuevos patrones? Entonces tienes que conocer el crochet japonés, una de las técnicas más elegantes y elaboradas.

Descubre la técnica del crochet japonés: el secreto mejor guardado
Los amigurumi son la última tendencia de este tipo de crochet



El crochet japonés se ha convertido en toda una tendencia entre los amantes del ganchillo, y es que este arte nipón nos permite crear una gran variedad de piezas muy cuidadas y elaboradas.

Existen diferentes versiones acerca del origen del crochet, aunque muchos coinciden en que esta técnica evolucionó a partir de prácticas tradicionales orientales, árabes o chinas.

Sin embargo, no fue hasta el siglo XVI que la técnica del crochet se popularizó. En Japón la técnica también se ha ido extendiendo, hasta el punto en que los japonés dominan este arte como nadie.

Aunque el crochet japonés engloba varias técnicas, actualmente una de las más famosas son los amigurumi, unos simpáticos muñequitos en miniatura.

Eso sí, existen todo tipo de patrones, ya que con esta técnica se pueden crear espectaculares y elegantes piezas de ropa o de decoración.


Aprende a tejer crochet japonés paso a paso


A continuación te contamos algunas de las claves del crochet japonés para que puedas aprenderlo de forma fácil y comiences rápidamente a confeccionar todo tipo de piezas.

Lo único que necesitarás para empezar es tu aguja de crochet, hilo de algodón o lana (normalmente esta técnica se caracteriza por el uso de colores más suaves) y un patrón o marcador para principiantes.

Los puntos básicos de ganchillo también son usados en la técnica japonesa, sin embargo, éstos no se expresan de la misma manera, aunque es cierto que los patrones son bastante más visuales e intuitivos.

De cualquier forma, lo ideal será empezar con un proyecto más simple, para después ir avanzando poco a poco con patrones más complejos.




¿Cómo leer patrones de crochet japonés?

Existen numerosas revistas y libros japoneses de crochet que son fáciles y simples de leer, ya que vienen acompañados con instrucciones y tablas básicas que nos ayudan a familiarizarnos con los términos.

Es importante tener en cuenta que para seguir un patrón de crochet japonés, tendrás que guiarte a través de una serie de esquemas y tablas.
 
  • Esquema: Esta es la representación gráfica de todos los puntos que conforman el patrón, y están distribuidos por filas y vueltas. La diferencia con el crochet clásico es que el japonés se lee de forma circular, del centro hacia el exterior y de derecha a izquierda.
 
  • Tabla: Aquí encontraremos la misma información que en el esquema anterior, solo que de manera más visual podremos saber el número de vuelta o filas, el tipo y el número de puntos y los colores.

Existen tablas de equivalencias donde puedes ver más detalladamente el significado de cada símbolo, y éstos son iguales para cualquier patrón. A través de este enlace puedes conocer los puntos básicos.
 


Amigurumi: un proyecto ideale para principiantes

Lo ideal para empezar a familiarizarnos con el crochet japonés es elegir un patrón sencillo, como por ejemplo, el amigurumi. Esta técnica es a la que nos hemos referido anteriormente, que consiste en crear pequeños muñequitos uniendo distintas piezas sueltas.

Originariamente, el amigurumi forma parte de la cultura kawaii y, tradicionalmente, estos objetos tenían como finalidad proteger y alimentar el espíritu del niño que todos llevamos dentro. De este modo, el amigurumi se convertía en un compañero de por vida.

Aquí te dejamos un videotutorial, de la mano de MissDIY, bastante sencillo para que puedas comenzar a trabajar en tu simpático amigurumi.




También te puede interesar:
 

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados