Desayunos saludables, la mejor forma para empezar el día

Compartimos ideas de ingredientes naturales que puedes añadir a tus desayunos saludables para disfrutar cada día de este momento único de la jornada.

Desayunos saludables, la mejor forma para empezar el día
Disfruta cada día del ritual del desayuno, añadiendo alimentos ricos y naturales a tu dieta

De la misma forma que no hay que esperar a tener vacaciones para disfrutar de la vida, sino que puede hacerse día a día, aprovechando cada oportunidad; no hay por qué esperar hasta el fin de semana para disfrutar de desayunos saludables. De hecho, es a diario, en plena rutina de los días laborales cuando con más fuerza necesitamos una buena dosis de energía que nos active desde bien temprano.

Si eres de los que te bebes el café de un sorbo y a toda prisa, de pie en la cocina: te proponemos que adelantes media a tu despertador, que le ganes media hora a cada día para darle la bienvenida con el ritual del desayuno. No será mucho más de media hora lo que necesites para prepararte un buen desayuno, que además puedes compaginar con dedicar este primer momento de la mañana a informarte sobre lo que pasa en el mundo o a planificarte la jornada.

Lo que no podrá faltar en tus desayunos saludables

El desayuno no está reñido con la originalidad. Esto es, no hay que desayunar siempre lo mismo, el tradicional café y las tostadas con mantequilla, pueden acompañarse (e incluso sustituirse) añadiendo otros ingredientes naturales. A continuación, compartimos una serie de alimentos que podrás mezclar e ir alternando al gusto. Eso sí, para conseguir desayunos saludables, intenta que todos los productos sean lo más natural posible, evitando siempre que puedas todo lo industrializado.

Mermeladas caseras

Si haces tú mismo la mermelada con la que acompañar a tus tostadas, podrás controlar todo lo que lleva, y añadirle menos azúcar, evitándote el exceso que caracteriza a las que se compran hechas. Además, podrás hacerlas de lo que más te apetezca, y, en relación calidad precio salen mucho más económicas.

Zumos naturales

¿Por qué pagar a media mañana en un bar una millonada por un zumo natural cuando lo puedes preparar en casa? Mezcla naranjas, con limón o pomelo y disfruta de zumos que nutritivos, desintoxicantes, bajos en calorías y fáciles de hacer.

Fruta

Además de los zumos, añade fruta fresca entera a tus desayunos: plátanos, kiwis, uvas, fresas. Puedes tomarlas solas o prepararte un buen tazón y acompañarlas con yogur o kéfir, mezclándolas además con cereales o copos de avena. Los cereales también puedes probar a prepararlos en casa.

El aguacate también es perfecto para tomarlo en el desayuno, por toda la energía que proporciona esta fruta tropical. Una idea exquisita es untarlo en tus tostadas integrales o crepes, sobre una capa previa de queso de untar.

Yogur o kéfir

Siempre puedes tomar el yogur tradicional, pero si quieres darle otro toque nuevo a tus desayunos, prueba con el kéfir, tiene numerosas propiedades beneficiosas para la salud (sólo tienes que hacerte con los granos de kéfir y añadirles a diario la leche de vaca o de cabra, los microorganismos actúan fermentando los azúcares de la leche dando lugar a la bebida de kéfir, por lo que cada día, filtras la leche del día anterior y le pones leche nueva, y tendrás tu kéfir recién hecho).

También puedes probar a prepararte bebidas vegetales, como leche de avena, de soja, de anacardos…

 

También te puede interesar:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados