Derecho laboral, conoce tus derechos como trabajador

¿Sabes cuáles son tus derechos laborales? Conoce aquí los derechos y obligaciones básicas que todo trabajador debe conocer.

Derecho laboral, conoce tus derechos como trabajador
Todo trabajador debe conocer sus derechos y obligaciones para garantizar su cumplimento

La finalidad del derecho laboral es regular el trabajo realizado por cuenta ajena y a cambio de una contraprestación.

En España, los derechos y deberes de los trabajadores están fijados en el Real Decreto Legislativo 1/1995, a través de cual se aprueba el texto refundido de la Ley del Estatuto de los Trabajadores.

Pero tranquilo, es normal que cuando nos hablen de derecho laboral nos entren algunas dudas, ya que muchos no conocemos al dedillo la legislación. Pero además no solo es importante conocer nuestros derechos, sino también las limitaciones de los mismos.
 


Conoce tus derechos básicos y deberes como trabajador


 

Derechos básicos

Todos los trabajadores tienen unos derechos básicos y fundamentales que deben respetarse. Éstos son protegidos por el derecho laboral a través del Estatuto de los Trabajadores.

A continuación te explicamos más detalladamente cuáles son estos derechos.

  • Derecho al trabajo y a poder elegir libremente la profesión u oficio a la que se quiera dedicar.
 
  • Derecho a la libre sindicación, es decir, a establecer sindicatos. Todos los trabajadores tienen derecho a agruparse u organizarse para defender sus intereses comunes.
 
  • Derecho a la negociación colectiva, entre la empresa y los trabajadores, que tiene por objeto acordar medidas relativas a las condiciones laborales. La principal manifestación de este derecho son los convenios laborales.
 
  • Derecho a la adopción de medidas de conflicto colectivo, siempre en defensa del interés colectivo de empresarios y trabajadores.
 
  • Derecho a hacer huelga en defensa de los intereses comunes de los trabajadores.
 
  • Derecho de reunión, a través de las Asambleas de Trabajadores.
 
  • Derecho a recibir información, realizar consultas y participar en la empresa.



Además de los derechos básicos del trabajador, existen otros que se derivan del contrato de trabajo y que, al mismo tiempo, constituyen ciertas obligaciones para la empresa.
 

  • Derecho a la ocupación efectiva durante la jornada laboral.
 
  • Derecho a la promoción laboral y a la formación, todo ello con el objetivo de favorecer al máximo la empleabilidad, el acceso a un trabajo más cualificado y mejor remunerado.
 
  • Derecho a no ser discriminados de forma directa o indirecta, ya sea por razones de edad, sexo, origen, estado civil, condición social, religión, convicciones, afiliación, lengua, etc. Tampoco se podrá discriminar por razones de discapacidad siempre que el trabajador demuestre que posee las condiciones necesarias para el desempeño de su función.
 
  • Derecho a la integridad física, al igual que a una adecuada política de seguridad e higiene en el trabajo. Esto implica que la empresa debe cumplir con la normativa vigente relativa a la prevención de riesgos laborales.
 
  • Derecho a la intimidad y la preservación de la dignidad. Este derecho incluye la protección contra el acoso por parte de la empresa hacia el trabajador.
 
  • Derecho a cobrar puntualmente el salario, ya sea éste acordado por convenio o a través del contrato de trabajo.
 
  • Derecho al ejercicio individual de las acciones derivadas del contrato laboral, es decir, todo trabajador tiene derecho a acudir a los tribunales para defender sus derechos e intereses.

 


Deberes laborales

Asimismo, para la correcta protección de los derechos del trabajador, el derecho laboral establece al mismo tiempo una serie de obligaciones que todos los trabajadores deben acatar.
 

  • Cumplir con todos los deberes derivados del contrato de trabajo y de su respectivo puesto o función dentro de la empresa.
 
  • Cumplir con las órdenes e instrucciones de sus superiores.
 
  • Cumplir con las medidas de seguridad e higiene que sean necesarias.
 
  • No concurrir con la actividad de la empresa, al menos en los términos que fija el derecho laboral.
 
  • Contribuir a la mejora de la productividad de la empresa, actuar siempre con responsabilidad y de buena fe para el correcto funcionamiento de la actividad empresarial.

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados