Derecho de desistimiento, ¿qué es?

De forma unilateral, un consumidor puede devolver un producto que haya comprado si no responde a sus expectativas. Así es el derecho de desistimiento.

Derecho de desistimiento, ¿qué es?
La Ley para la Defensa de los Consumidores y Usuarios habla claro

Seguro que te ha pasado alguna vez: haces una compra y, cuando pruebas el producto, este no es lo que esperabas. No significa que esté estropeado o que tenga algún defecto de fábrica, sino que no responde a tus expectativas.

Pues para resolver estos casos de la mejor manera posible hay que echar un vistazo a la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios, cuya normativa recoge en su artículo 68 el derecho de desistimiento. Recuerda bien su nombre, porque es uno de tus principales derechos como consumidor.

DERECHO DE DESISTIMIENTO


¿QUÉ ES?

El fundamento jurídico del desistimiento consiste en la facultad legal de cualquier consumidor para, de forma unilateral, devolver un producto o servicio que haya comprado o contratado. Esta facultad podrá ejercerla, además, sin tener que alegar motivo alguno de su decisión.

La naturaleza del derecho de desistimiento es la protección del consumidor que ha comprado o contratado algo sin haberlo “visto” o “probado” directamente con anterioridad. Si cuando puede hacerlo el resultado no es el que esperaba, dispone de un plazo determinado durante el cual puede echarse para atrás en la operación.

Este derecho está reconocido en el artículo 68 de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios, en el que se fijan también sus cualidades más importantes:

  • El consumidor no necesita justificar su decisión.
  • No acarrea ningún tipo de penalización.
  • Se podrá aplicar en los supuestos previstos legal o reglamentariamente y cuando así se reconozca en la oferta o promoción del contrato.


CARACTERÍSTICAS DEL DERECHO DE DESISTIMIENTO

  • Artículo 69 de la misma ley: El empresario contratante deberá informar por escrito, de manera clara y comprensible, de este derecho en el contrato, así como de los requisitos y consecuencias de su aplicación. También deberá entregar un documento de desistimiento donde se exprese el nombre y la dirección de la persona a quien debe enviarse y los datos de identificación del empresario.
  • Artículo 70: El ejercicio de este derecho no requiere formalidad alguna salvo el envío del documento de desistimiento o la devolución de los productos recibidos.
  • Artículo 71: El plazo mínimo para ejercer el derecho de desistimiento es de 14 días naturales, que se empiezan a contar desde la recepción del producto o la celebración del servicio contratado. Si el empresario no cumple con sus obligaciones recogidas en el artículo 69, el plazo aumenta hasta los 12 meses.
  • Artículo 73: Ejercitar este derecho no implicará gasto alguno para el consumidor.
  • Artículo 76: El empresario estará obligado a devolver las sumas abonadas por el consumidor sin retenciones antes de que hayan pasado 14 días desde que se ejerció el derecho de desistimiento. Si transcurrido dicho plazo el consumidor no ha recuperado las sumas abonadas, este podrá reclamarlas por duplicado y pedir una indemnización por posibles daños y perjuicios.


EXCEPCIONES

El derecho de desistimiento no se podrá ejercer en estas 3 situaciones:

  • En contratos de suministro de bienes confeccionados según las especificaciones del consumidor o que, por su naturaleza, no puedan ser devueltos o se deterioren con rapidez.
  • En las compras de grabaciones sonoras, de vídeo o programas informáticos que hayan sido desprecintados por el consumidor, así como de productos suministrados por vía electrónica susceptibles de ser descargados para su uso permanente.
  • En contratos de suministro de prensa diaria, revistas y publicaciones periódicas.

 

También te puede interesar:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados