El derecho a vacaciones, todo lo que necesitas saber

El derecho a vacaciones se tiene en función del tiempo trabajado en la empresa, bien todo el año o, si sólo han sido nos meses, la parte proporcional.

El derecho a vacaciones, todo lo que necesitas saber
Por ley no puede durar menos de treinta días naturales al año

La vida del trabajador puede tener muchos inconvenientes pero también alguna que otra ventaja como es el derecho a vacaciones. Un periodo reconocido legalmente y que sirve al empleado para descansar y relajarse por unos días lejos de todo lo que tenga que ver con su empresa.

Según el Estatuto de los trabajadores, el derecho a vacaciones está constituido por treinta días naturales al año. Afortunadamente en numerosos convenios se fijan más días de vacaciones, mejorando así la situación del trabajador.

 

Derecho a vacaciones y sus características

Como acabamos de indicar, tienen derecho a 30 días de vacaciones todos aquellos trabajadores que hayan trabajado un año. Así, si se piden un mes en verano, este periodo corresponderá también a los meses restantes que trabajará hasta finalizar el año.

Si hubiera trabajado menos tiempo, tendrá derecho a vacaciones en la parte proporcional del tiempo trabajado, salvo que su Convenio Colectivo establezca otra cosa. Lo normal son dos días y medio por mes trabajado.

En el caso de trabajar a tiempo parcial se tiene el mismo derecho a vacaciones que aquellos empleados que lo hacer a tiempo completo. Sin embargo, los de tiempo parcial recibirán como salario el correspondiente a su jornada parcial.

 

¿Cuándo se puede disfrutar del derecho a vacaciones?

 

El momento de su disfrute tiene que ser elegido por acuerdo entre empresario y trabajador. No es posible que se elijan libremente por una de las dos partes. Además deben de tomarse dentro del mismo año que se generan, salvo que diga lo contrario el Convenio Colectivo. Si no se disfrutan en estas fechas se pierden.

Hay numerosos Convenios Colectivos que establecen ciertas normas para el derecho a vacaciones y su disfrute como:

  • No pueden empezar en un día que sea festivo.
  • Disfrutarse entre el 1 de junio y el 30 de septiembre.
  • El mínimo para cogerse de vacaciones es una semana, no valen periodos más cortos.
  • Puede establecerse el fraccionamiento máximo de dos periodos de 15 días cada uno.
  • Es posible que se pueda disfrutar del derecho a vacaciones hasta el 20 de enero del año siguiente a cuando fueron generadas. Así se podrían disponer de las vacaciones del año anterior para disfrutar de los últimos días de las Navidades.

 

El trabajador tiene derecho a conocer con un periodo de antelación de dos meses la fecha de sus vacaciones. La excepción sería que su Convenio Colectivo indique que el plazo aún mayor.

Es importante que las vacaciones sean otorgadas por escrito. De esta manera se eliminan problemas y la posibilidad de que se produzca un despido disciplinario por abandonar el puesto de trabajo al no haber pruebas de que se está disfrutando del derecho a vacaciones.

 

También te puede interesar:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados