¿A qué deducciones tengo derecho en la declaración de la renta?

Las deducciones van desde los gastos por compra y alquiler de vivienda a los gastos escolares, pasando por las donaciones o los planes de pensiones.

¿A qué deducciones tengo derecho en la declaración de la renta?
Desgravación en función de la Comunidad Autónoma

Como ya sabemos, la campaña para la declaración de la renta 2015, empieza el 6 de abril. Quizás estés recopilando la documentación para enviársela a tu asesor. O puede que estés a punto de descargar tu borrador de la renta.

Una vez tengas tu documento en mano y vayas a revisarlo, dedica unos minutos a verificar si te han aplicado todas las deducciones a las que tendrías derecho.  
 

Deducciones contempladas por Hacienda

 
Hoy hablaremos de las principales deducciones contempladas por Hacienda y de cómo justificarlas. Algunas son estatales, otras sólo se aplican en algunas Comunidades Autónomas. 
 

Deducciones por gastos escolares o de guardería 

 
Se trata de una deducción de carácter autonómico, así que en este caso ahorrar algo de dinero va a depender del lugar en el que residamos. Para poder justificarlos debemos guardar los formularios de inscripción, los justificantes de pago y las facturas de la compra de material escolar (incluídos los uniformes). Puedes pedir estas deducciones si vives en una de las siguientes comunidades: 
 
  • Madrid. Permite desgravar el 15% de los gastos de escolaridad, el 10% de los gastos de enseñanza de idiomas y el 5% de los gastos en uniformes. 
  • Baleares. Ofrece una deducción de hasta el 100% para la adquisición de libros de texto. 
  • Canarias. Se pueden deducir hasta 1.600 euros por hijo. En algunos casos también permite incluir los gastos de estudios de educación superior.
  • Castilla La Mancha. Los residentes en esta Comunidad Autónoma pueden deducir los gastos por compra de libros (hasta el 100%) e idiomas (15%). 
  • Extremadura. Hasta 15 euros por hijo de entre 6 y 15 años (para compra de material escolar) pueden deducir los extremeños.
  • Valencia. El máximo a desgravar son 100 euros por compra de material escolar por cada hijo. También pueden deducir el 15% de las cantidades destinadas a guarderías y centros infantiles para menores de tres años. Estas deducciones sólo son posibles para las personas desempleadas y con una base imponible que no supere los 25.000 euros en la declaración individual, o 40.000 en la conjunta. 
  • Asturias. Las deducciones afectan al material escolar y a los libros de texto. Se podrán desgravar el 100% de los libros de primaria y secundaria por cada hijo de la undiad familiar. El material escolar se limitará al que el colegio exija en cada caso. 
 

Deducciones por nacimiento o adopción

Como veíamos en un artículo anterior, esta oportunidad para pagar menos impuestos no se aplica a nivel estatal. Sí que lo hacen las siguientes comunidades:
 
  • Andalucía. 
  • Aragón. 
  • Principado de Asturias. 
  • Islas Baleares. 
  • Canarias. 
  • Cantabria. 
  • Castilla La Mancha. 
  • Castilla y León.
  • Cataluña. 
  • Extremadura.
  • Galicia. 
  • Madrid. 
  • La Rioja. 
  • Comunidad Valenciana. 
 
A esto hay que sumar la deducción por maternidad por hijos menores de 3 años (1.200 euros anuales), que se es estatal. Hay que acreditar la paternidad mediante la inscripción del menor en el registro civil. 
 

Deducciones por vivienda habitual

 
En lo referente a las deducciones por compra de vivienda, lo importante es demostrar que realmente vivimos en esa casa. Con carácter general, se puede deducir el 15% de las cantidades destinadas a la adquisición de la primera vivienda (para quienes lo hayan hecho antes del 1 de enero de 2013.), las personas que hayan comprado su casa después no podrán beneficiarse de este gravamen.
 
En el caso de las deducciones por reformas, esta posibilidad se acaba en 2012. Pero si queda alguna cantidad pendiente de pago o deducción, basta con presentar la factura de la obra.
 
También podemos deducir los gastos de alquiler. Esta deducción afecta al propietario, no al inquilino. 
 
1. El inquilino. Puede desgravar las cantidades pagadas en concepto de alquiler. Quien ponga en alquiler un piso podrá restar los gastos que haya tenido que soportar por el alquiler como es el caso de la comunidad, o los intereses de la hipoteca. Podrás tener una desgravación del 100% si tienes menos de 30 años, y si eres mayor, un 60%.
 
2. Los propietarios podrán deducirse el 10,05% de las cantidades del alquiler del inmueble si la base imponible es menor a 24.020 euros. Sólo las rentas inferiores a 12.000 euros podrán verse beneficiadas como máximo en 9.015 euros. A esta deducción hay que aplicar la de la comunidad autónoma, que muchas veces elevan la edad hasta los 35 años.

Una novedad importante es que la deducción en la renta 2015 por alquiler de vivienda sólo será posible para alquileres anteriores a 2015. 

 

Otras deducciones

 
Aparte de las anteriormente descritas, también podemos desgravar por los siguientes conceptos:
 
  • Deducciones por donativos. Entre el 10%, el 20% o el 30% de las cantidades aportadas.
  • Deducciones por actuaciones para la protección del Patrimonio Histórico Español y Mundial. El 15% de las inversiones.
  • Deducciones por planes de pensiones. Digamos que propiamente no suponen una deducción, sirven para reducir la base imponible general según las aportaciones hechas. Es decir, cuánto más aportes, más rebajas tu factura fiscal. Existe un límite a las aportaciones realizadas tras la reforma fiscal, y se trata de 8.000 euros sin tener en cuenta la edad de la persona. Una de las ventajas es que podrás recuperar las aportaciones tras una década, sin esperar a que llegue la jubilación.
  • Deducciones por inversión en una empresa de nueva creación. El 20% de la cuota de IRPF.

 

Antes de terminar, recuerda que Hacienda puede revisar declaraciones antiguas hasta un plazo máximo de cuatro años. Por lo tanto, debes guardar los justificantes durante todo ese periodo.


También te puede interesar:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados