Decoración Zen: consejos para llenar de armonía tu casa

¿Quieres llenar tu casa de armonía? ¿Crear un espacio de confort y descanso para la mente? Aquí te dejamos algunas ideas clave para conseguir una decoración zen para tu hogar.

Decoración Zen: consejos para llenar de armonía tu casa
5 ideas para crear un ambiente relajado y acogedor

La decoración Zen se inspira en la filosofía oriental y en las enseñanzas de Buda. La idea principal de este tipo de decoración es crear espacios agradables que huyan del estrés urbano e influyan positivamente en el estado emocional de las personas.

El estilo Zen se centra en la búsqueda de armonía y la paz interior, aplicado en este caso a la decoración del hogar. Así que si lo que buscas es convertir tu casa en un espacio de descanso alejado de todas las interferencias del mundo exterior, sin duda, este estilo de decoración es para ti.

A continuación te presentamos 5 ideas clave para conseguir una decoración Zen y hacer de tu hogar tu propio paraíso personal.
 

Decoración zen: trucos para crear un espacio minimalista


 

1. Sigue una línea minimalista

Los espacios minimalistas son esenciales para conseguir una decoración Zen, la simplicidad es fundamental. Para ello intenta no recargar demasiado las estancias con adornos o muebles innecesarios, y haz que el orden predomine para favorecer la paz y la armonía. 

Las líneas rectas también deben prevalecer, aunque de vez en cuando conviene incluir sutilmente algunas líneas curvas, ya que éstas estimulan el despertar de emociones reconfortantes y positivas.
 


2. Elige siempre tonos claros

Para crear un ambiente agradable y sosegado los tonos claros son imprescindibles. Apuesta por tonos blancos y neutros, desde tonos grises hasta ocres.

Para darle un poco de vitalidad puedes añadir ligeras pinceladas de color a través de objetos y accesorios, piensa en colores verdes o azules, incluso rojos.
 


3. Deja que entre la luz

Una buena iluminación es esencial para encontrar la armonía, además la luz natural proporciona a tu hogar una mayor sensación de paz y conforto. Pero recuerda que la iluminación debe ser muy suave, si es necesario retira las cortinas o coloca unas translucidas.

También puedes colocar velas, ya que éstas ayudan a crear un ambiente cálido y acogedor.
 


4. Apuesta por materiales naturales

La decoración Zen utiliza muy pocos objetos, así que apuesta por muebles funcionales y olvídate del resto. Los materiales naturales son perfectos para este tipo de decoración, la madera es esencial, pero también puedes hacer uso de la piedra, el mimbre o el bambú.

Lo ideal es que los muebles sean de baja altura para favorecer esa sensación de simplicidad y darle un toque más oriental.
 


5. Renueva la ropa de hogar y apuesta por los aromas

En la decoración zen ganan mucha importancia las texturas y los aromas, ya que ambos elementos nos pueden proporcionan diversas sensaciones placenteras. Coloca inciensos y velas con aromas naturales que nos ayuden a huir del mundo urbano.

También puedes añadir algunas flores frescas por la casa ya que están también favorecen el bienestar emocional, además está demostrado que ayudan reducir el estrés y mejoran el estado de ánimo.


También te puede interesar:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados