Decoración industrial: 10 ideas para tu hogar

¿Quieres darle a tu casa un toque más urbano? ¿Qué tal decantarte por la decoración industrial? Te damos 10 sencillas ideas para dar a tu casa un estilo industrial a la vez que elegante.

Decoración industrial: 10 ideas para tu hogar
Los espacios amplios y el uso de materiales como el hierro y la maderas son fundamentales

Si buscas un estilo atemporal y urbano para tu hogar, la decoración industrial es la clave para conseguirlo. Además de dar a tu casa un mayor atractivo visual, este tipo de decoración puede combinarse con diversos materiales y estilos.

Inspírate en el SoHo neoyorquino de los años 50, donde nace este nuevo estilo de decoración, cuando los jóvenes artistas comienzan a convertir antiguas fábricas abandonadas en atractivos lofts y estudios.

A continuación te damos 10 sencillas ideas para conseguir una auténtica decoración industrial. ¡Toma nota y saca partido a tu hogar!
 

DECORACIÓN INDUSTRIAL: 10 IDEAS PARA TU HOGAR


 

1. Espacios amplios y abiertos

Los espacios diáfanos y los techos altos son característicos de la decoración industrial. Recuerda que nos inspiramos en la estética de viejas fábricas, nuestro espacio debe dar sensación de amplitud.
 

2. Vigas y tuberías al descubierto

Otra de las claves de este estilo, que además nos ayuda a generar mayor amplitud, es desnudar la estructura de la casa, pues buscamos un aspecto fabril. Deja las vigas, los ladrillos, las cañerías y las tuberías a la vista, no te preocupes por esconder nada.
 

3. Paredes también a la vista

Cuando piensas en el estilo del SoHo neoyorkino, seguro que te vienen a la mente las clásicas paredes de ladrillo. Pues bien, desnudar las paredes de nuestro hogar también es esencial para conseguir ese aspecto industrial. Sea ladrillo, cemento o hormigón, lo ideal es dejar el material a la vista. Pero si no te sientes cómodo con el resultado al natural, puedes pintar la pared dándole un aspecto desgastado e irregular.
 

4. Hierro combinado con madera

En la decoración industrial se anteponen los materiales primarios, el acero, el aluminio, el cobre y, sobre todo, el hierro. Estos materiales tienen que estar presentes en los muebles y en los distintos elementos decorativos. El hierro puede combinarse con la madera natural, de este modo daremos a nuestro hogar un toque más de confort y calidez.
 

5. Grandes ventanales y luz natural

Algo muy característico de las fábricas antiguas son los grandes ventanales, además de dejar entrar una buena cantidad de luz, ayudarán a potenciar el espacio. Así que nada de cortinas ni estores, nuestro hogar tiene que estar bien iluminado. Haz uso también de la luz artificial, coloca lámparas de pie y de techo con un diseño más vanguardista.
 

6. Tonos oscuros, grises y tierras

En tu paleta de colores deben predominar los tonos fríos. Éstos pueden ir desde el negro, al azul o al gris, pasando por el blanco, el marrón o el beige, y si quieres darle algo más de calidez a tu hogar, puedes elegir algunos tonos pasteles más claros.
 

7. Muebles antiguos y desgastados

Una de las claves para la decoración industrial está en el reciclaje. Utiliza muebles antiguos de madera natural, chapa o hierro forjado. Otros materiales que combinan muy bien con este estilo son el cuero, el cobre o la cerámica. Así, además de conseguir ese toque industrial, estaremos dando más personalidad a nuestro hogar.
 

8. Decoración minimalista

Es importante no abusar demasiado de los elementos decorativos, no se trata de recargar nuestro espacios con muebles y objetos de segunda mano. La decoración debe ser limpia y minimalista, así que escoge muy bien los elementos que quieres usar. Puedes apostar por un estilo retro y vanguardista.
 

9. Estética irregular

En el estilo industrial priman las imperfecciones y las irregularidades. Si los muebles se ven viejos y descoloridos mucho mejor, la idea es mostrar el paso del tiempo, lo que también ayuda a enriquecer tu hogar y darle personalidad.
 

10. Combina también el estilo vintage

Como has podido comprobar, la decoración industrial combina muchos elementos de estilo retro y vintage. La clave está en dar rienda suelta a tu creatividad y combinar todos estos elementos creando un espacio agradable y armónico.


También te puede interesar:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados