Decoración habitación juvenil: 5 ideas para crear un espacio especial

¿Estás pensando en redecorar la habitación de tus hijos? Te presentamos las mejores ideas de decoración para una habitación juvenil única y especial, donde tus hijos se sientan bien.

Decoración habitación juvenil: 5 ideas para crear un espacio especial
Crea un espacio multifuncional, cómodo y personal para el más joven de casa

Conseguir una perfecta decoración para una habitación juvenil requiere en gran medida apostar por un toque muy personal, pero que podemos combinar con distintos estilos.

Una habitación juvenil puede tener desde un estilo desenfadado o rebelde hasta moderno, o incluso, romántico, lo importante es alejarse de cualquier idea infantil y dejar formar parte de la decoración a los habitantes del dormitorio. Solo así lograremos un espacio especial, único y personal.

Ten en cuenta que la habitación funciona como un espacio de refugio y privacidad para los más jóvenes, y además es donde pasan gran parte del tiempo. Así que si quieres encontrar la sintonía perfecta, toma nota de estas 5 ideas para la decoración de una habitación juvenil.

 

5 IDEAS PARA LA DECORACIÓN DE UNA HABITACIÓN JUVENIL




Decoración de habitación juvenil


1. Deja que sea tu hijo quien elija su habitación

Está claro que el dormitorio es un espacio muy personal, así que deja que sea tu hijo quién elija la decoración y el estilo de su dormitorio, piensa que es un espacio donde tiene que sentirse cómodo.

Eso sí, puedes darle algunas ideas y asegurarte que los elementos decorativos guarden cierta sintonía.

La decoración de una habitación juvenil debe desprender personalidad, y una buena forma de conseguirlo puede ser dejando a cargo de tu hijo la decoración de las paredes, déjale que elija los cuadros, los posters o las fotografías, incluso podéis decantaros por hacer unos murales o utilizar unos vinilos. Recuerda que los colores neutros será muy fácil combinar estos elementos.
 


2. Elige los muebles o accesorios imprescindibles

Seguramente no puedas dejar todo en manos de tu hijo y querrás imponerte en algunos aspectos. Intenta que esto suceda lo menos posible, y encárgate de escoger los elementos imprescindibles que no pueden faltar el dormitorio, como por ejemplo, la iluminación.

Ten en cuenta que este es un elemento importante en el que posiblemente tu hijo no piense.

Crea un ambiente cálido y confortable con una iluminación suave y varios focos de luz. Para ello puedes apostar también por tonos suaves y neutros, y dar algunos toques de color en los textiles o en la ropa de cama.
 


3. Elige dos colores predominantes y juega con los contrastes

Aunque sea tu hijo quien elija el color de la habitación, debes tener en cuenta que debe haber dos colores predominantes dentro de la paleta de color. A partir de ahí, puedes elegir los muebles acorde a esa paleta.

Para darle un poco de vitalidad al ambiente, puedes jugar con los contrastes y los tonos más vibrantes. Dale algunas pinceladas de color al espacio, utilizando algunos elementos, como los textiles, las lámparas o en otro tipo de detalles.

 

4. Crea un espacio multifuncional

A la hora de elegir la decoración para una habitación juvenil debes pensar en el uso que tu hijo le va a dar. Piensa que un espacio funcional será mejor aprovechado, y seguro que tu hijo busca un espacio donde además de descansar pueda estudiar, relajarse, charlar y socializar.

También es esencial que los muebles más que bonitos sean prácticos, puedes colocar algunos elementos decorativos que además sean funcional, como por ejemplo, una alfombra, unas cortinas, un sillón auxiliar o un baúl.

 

5. Apuesta por los espacios y elementos de almacenamiento

Esto es imprescindible en la decoración de una habitación juvenil, ya el desorden es prácticamente inevitable. Sin embargo, una solución muy práctica para evitarlo es incorporar espacios de almacenaje, verás que así será mucho más fácil organizar el dormitorio.

Además de las clásicas estanterías, puedes añadir un baúl, un canapé, más cajones, una cómoda, cajas o más armarios. Las posibilidades son infinitas, piensa en más soluciones siguiendo siempre ese estilo particular y característico que busca tu hijo.

También te puede interesar:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados