Decoración de terrazas: 5 ideas fáciles para renovar su imagen

¿Quieres darle un aire nuevo tu terraza? Crea un auténtico paraíso exterior, del que no quieres salir, con nuestras 5 propuestas de decoración de terrazas.

Decoración de terrazas: 5 ideas fáciles para renovar su imagen
Convierte tu terraza en un espacio agradable donde desconectar del estrés diario

La terraza es uno de los espacios donde podemos disfrutar del aire fresco, de los días calurosos y de las noches agradables. Por eso, vale la pena sacarle el máximo partido a este espacio, creando un ambiente acogedor, donde nos sintamos a gusto y relajados.

Son muchas las opciones que tenemos para decorar nuestra terraza y aprovechar al máximo sus dimensiones, desde instalar un bonito jardín vertical hasta crear una agradable zona de chill out.

A continuación te presentamos 5 propuestas de decoración de terrazas que podrás aplicar fácilmente, sin mucho esfuerzo, por lo que ya no tienes excusa para ponerte manos a la obra. ¡Toma nota!
 

5 IDEAS FÁCILES PARA DECORAR TU TERRAZA



Decora tu terraza con estilo


1. Crea un espacio verde con un jardín vertical

Instalar un jardín en tu terraza es la mejor solución para tener un espacio verde y natural en tu propia casa. Además el jardín aportará color a la decoración de la terraza.

Si no dispones de mucho espacio, lo ideal es optar por un jardín vertical. Esta tendencia te ofrece muchísimas posibilidades para colocar tus plantas, puedes recurrir desde a las clásicas jardineras colgantes hasta una tarima vertical.

Si no te quieres gastar mucho dinero, prueba a utilizar jardineras recicladas, seguro que tus plantas quedarán preciosas y conseguirás un espacio lleno de confort y armonía.
 

2. Utiliza muebles de madera o mimbre para aportar calidez

Los materiales naturales siempre dan un aspecto más cálido y acogedor al espacio. Para que la decoración de tu terraza luzca en perfecta sintonía puedes optar por muebles de madera o de mimbre.

Combina distintos acabados o recicla viejos muebles que tengas por casa, puedes darle a tu terraza un toque vintage, con muebles de aspecto más desgastado. Utiliza viejas cajas de madera a modo de estanterías o mesas, y decora el espacio con distintos elementos antiguos, como por ejemplo, latas o jarrones de cristal a modo de floreros.

Si tu terraza es pequeña, utiliza muebles móviles y plegables, así cada vez que quieras comer al sol o la luz de las estrellas, podrás instalar y desinstalar tu pequeño comedor exterior.
 

3. Coloca elementos textiles para darle un toque de color

Los textiles también son importantes en la decoración de terrazas, ya que ayudan a para crear rincones llenos de vida. Además puedes crear espacios cómodos y acogedores utilizando distintos tipos de tejidos y colores.

Puedes optar también por los estampados, siempre aportan un toque más alegre. Si tu terraza está muy expuesta al sol, combina el blanco o el crudo con tejidos naturales de tonos neutros, como por ejemplo, tonos azules o tonos tierra.

Dale rienda suelta a tu imaginación y prueba distintas combinaciones. Por ejemplo, el estilo marinero es ideal para darle un toque veraniego, mientras los textiles étnicos pueden darle un rollo más bohemio que puede ayudar a crear un ambiente original y acogedor. 
 

4. Instala una zona de chill out 

Si tu terraza es amplia, puedes crear diferentes áreas. Una opción ideal es colocar una zona de chill out, ya que te permitirá disfrutar de rincón donde descansar, relajarte y reunirte con los amigos.

Puedes colocar unas tumbonas, o un sofá de baja altura, con unos cojines acolchados de estilo más bohemio. También puedes instalar una mesa, y un toldo o una tela para conseguir más privacidad. 

Para darle más vida a la terraza, puedes optar por colocar unas velas o unos farolillos, unos pufs en el suelo o anclar una hamaca en una esquina.
 

5. Crea un espacio zen donde desconectar

Otra opción para decorar tu terraza es inspirarte en el estilo zen. Lo mejor de este estilo es que no necesitarás de muchos elementos, ya que se basa en los ambientes minimalistas.

Tampoco necesitarás disponer de mucho espacio para conseguir un ambiente que transmita esa armonía y equilibro tan característicos del estilo zen.

Elige materiales naturales, puedes colocar una tarima de madera en suelo y utilizar plantas, piedras y velas para la decoración. Recuerda que las cañas de bambú y los bonsáis no pueden faltar.

También te puede interesar:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados