Consejos para ahorrar en la decoración de la habitación del bebé

Uno de los trucos para ahorrar en la decoración de la habitación del bebé es comprar muebles que evolucionen con el niño.

Consejos para ahorrar en la decoración de la habitación del bebé
Conviene ser prácticos y optar por muebles multiusos o convertibles

Muchas mujeres embarazadas sufren el denominado “síndrome del nido” y sienten la necesidad de tenerlo todo listo para cuando llegue el bebé. No vamos a decir que no estemos preparadas para la llegada del pequeño o que dejemos todas las compras para el último día. Pero sí que pensemos bien qué es lo que realmente vamos a necesitar. Y eso incluye la decoración de la habitación del bebé.

Al igual que hacemos cuando vamos al supermercado, antes de salir de compras tenemos que hacer una lista. Así evitaremos llenar la casa con cosas que sólo utilizaremos unas semanas y ahorraremos mucho dinero.
 

La decoración de la habitación del bebé debe evolucionar con él


Uno de los trucos para ahorrar en la decoración de la habitación del bebé es comprar muebles que evolucionen con el niño. Aunque creamos que van a ser pequeños siempre, lo cierto es que crecen mucho más rápido de lo que quisiéramos, así que cuanto antes lo aceptemos, mejor. En el mercado hay un montón de soluciones:
 
  • Cunas convertibles en camas. Si no quieres gastar mucho dinero, puedes comprarlas en tiendas como Ikea. Aquí tienen cunas con dos alturas. Cuando son muy pequeños le colocas los barrotes y la pones en la posición más alta. Después, la pasas a la posición baja y cambias el barrote lateral por una barrera de cama. Listo para algunos años más. 
 
  • Camas extensibles. Las de Ikea, por ejemplo, se alargan 80 centímetros. 
 
  • Muebles convertibles. En un solo bloque tenemos la cuna (después se hará cama), cajones, cambiador y hasta estanterías. Llegado el momento, podemos separar cada elemento y configurar su disposición como más nos convenga. Para que te hagas una idea puedes echar un vistazo a los que tienen rebajados en tiendas como Alondra o mobikids.
 
  • Bañeras y cambiadores todo en uno. Los hay con cajones que se convierten en cómodas. Como esta de Eurekakids.
 
  • Arcones para juguetes que después utilizarán como banco para sentarse con los amigos. Para que te hagas una idea, pincha aquí.
 
  • Armarios que se adapten a la medida de la ropa.
 
  • Animarse con la decoración DIY. En cuidadoinfantil.net tienen un montón de ideas para hacer muñecos, cuadros e incluso móviles de cuna con nuestras manos.
 

La decoración: Luces y colores


Otra idea muy práctica puede ser prescindir del cambiador y colocar la colchoneta encima de un escritorio. Así solo tenemos que retirarla y nos quedará una mesa de trabajo.

En cuanto a los colores, lo mejor es elegir la pintura y los muebles grandes en tonos neutros y poner la nota de color en los accesorios. Cojines, cortinas, alfombras o vinilos decorativos son fáciles de cambiar. Y la colocación de los puntos de luz debe ser variada, ya que hay que pensar que nuestro pequeño va a usar su cuarto para un montón de actividades diferentes (leer, escribir, jugar, etc.).


También te puede interesar:
 

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados