Decoración de habitación de bebé: 4 consejos para su feliz descanso

Decoración de habitación de bebé, una labor en la que hay que tener en cuenta edad, si es compartida con otro hermano y las actividades a realizar. 

Decoración de habitación de bebé: 4 consejos para su feliz descanso
La cama convertible puede utilizarse más tiempo que la cuna

Se trata de un momento en el que los padres llevan cierto tiempo pensando. Crear un lugar cálido, seguro y divertido donde el bebé pueda sentirse a gusto. A menudo surgen pequeñas discusiones en las cuales, aún pensando siempre en el interés del bebé, padres y madres intentan sacar adelante sus propuestas creativas así como sus conocimientos en un tema específico como es la decoración de habitación de bebé.

Para evitar conflictos innecesarios que ralenticen el inicio de la misión, es interesante seguir una serie de consejos para que el resultado final sea satisfactorio para los padres. Obviamente, antes de ponernos manos a la obra, debemos tener claro la edad del bebé, si comparte habitación con uno o varios hermanos o las actividades con las que nos gustaría que distrajera. Hay que tener en cuenta que en los primeros meses el bebé no sólo duerme. Entre una siesta y otra, capta todo lo que ve, toca y escucha. 

Aquí os comentamos 4 consejos decorativos para que el bebé pueda disfrutar de un entorno agradable y los padres de la seguridad de que su hijo se encuentra feliz y protegido.
 

Decoración de habitación de bebé: 4 consejos para su feliz descanso


 
Habitación del bebé
 


1. El color 

La idea es que se cree un ambiente cálido que invite a la relajación, por lo que hay que buscar colores de tonos suaves y claros para la habitación del bebé. Los colores neutros como blancos, cremas, tostados o grises muy claritos son recomendables si la habitación es pequeña.

En caso de ser poco luminosa o muy fría van muy bien los colores cálidos como el amarillo o naranjas suaves. Crean ambientes muy acogedores aportando mucha luz. Hay que buscar un color base sobre el que trabajar y sobre él girará toda la decoración.  Se puede complementar  la pintura con murales, vinilos o frisos de madera.
 


2. Mobiliario básico

Aunque dependerá de cada familia conforme a sus gustos y presupuesto, existen tres elemetos de mobiliario cuya presencia es básica: la cuna o cama, el armario y el cambiador.

La cuna es un clásico y el más importante dentro del mobiliaro en la decoración de habitaciones de bebés. Las cunas deben ser homologadas y seguir  la normativa europea vigente.

Un protector de cunas ayuda a proteger manos y brazos de los barrotes. Otra opción muy interesante es la cama convertible, con barreras, que permite que el bebé la pueda usar durante más tiempo que la cuna. 
 


3. Iluminación adecuada

Para que el bebé esté tranquilo la luz debe ser tenue e indirecta. Las opciones es este caso pueden ser bien una lámpara de pared de luz difusa, una lámpara de techo o bien una lámpara situada en la mesa.

Es recomendable poner cortinas en la habitación para que no entre demasiada luz por la ventana cuando el bebé duerma durante el día.
 


4. Entorno seguro

Una de las prioridades de los padres. Cuando estos se embarcan en el proyecto de decoración de habitación de bebé, la seguridad es lo que más les preocupa.

Por ello hay que lograr crear un lugar seguro, donde el bebé pueda explorar sus posesiones sin ningún peligro. Es fundamental cubrir los enchufes, evitar esquinas de muebles a su altura, eludir el uso de pinturas tóxicas, colocar barreras si es necesario…

Que tenga los adornos que consideren necesarios, pero que estos nunca representen peligro para el bebé.


También te puede interesar:
 

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados