Declaración de la renta de becarios, ¿deben hacerla?

La declaración de la renta de becarios está sujeta a unas condiciones como la cantidad percibida, el tipo de beca o la homologación del título o prácticas.

Declaración de la renta de becarios, ¿deben hacerla?
Cuáles son los supuestos límites que están exentos de pagar el IRPF

La declaración de la renta de becarios depende del tipo de beca. Y es que, no todo el mundo está obligado a presentar el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF). Muchas de estas becas están destinadas a cubrir gastos para el estudio. También existen contratos en prácticas remuneradas que no están sujetos a gravamen. Aspectos como el tipo de organismo o institución que las conceden, finalidad o tipo de contrato determinan qué becas deben tributar en este impuesto.

Así pues, antes de cumplimentar el formulario de la renta, comprueba antes si debes hacerlo. El 30 de junio finaliza el plazo para presentar la declaración de la renta.

Qué becas tributan en el IRPF


Qué becas no se incluyen en la declaración de la renta

Aquellas becas cuyo importe está destinado a la realización de estudios reglados tienen el objetivo de cubrir los gastos básicos, como la matrícula, el transporte, la asistencia sanitaria o el seguro de accidentes están exentas. Aunque todo dependerá de la cantidad de dinero.

El importe anual máximo que está exento de tributar para becas destinadas a cursar estudios de hasta segundo ciclo universitario inclusive es de 3.000 euros. Si, además, añadimos los gastos de alojamiento y transporte, la cuantía máxima exenta son 15.000 euros y 18.000 si es en el extranjero. La misma cantidad de 18.000 euros es el límite exento para estudios de tercer ciclo, 21.600 euros para el extranjero. Si la beca es menor de 12 meses, el importe exento se establece en proporción a la duración total.

La declaración de la renta de becarios será obligatoria si el importe de alguna de las cantidades mencionadas anteriormente es superado.

Por otra parte, las becas destinadas a la investigación, reguladas en el Real Decreto 63/2006 de 27 de enero, por el que se aprueba el Estatuto del personal investigador en formación tampoco están sujetas a la tributación del IRPF.

Quiénes están obligados a tributar

Las prácticas al margen del programa académico sí están incluidas en la declaración de la renta de becarios. Se trata de unas prácticas remuneradas, formalizadas en un contrato laboral, donde se pretende que la persona adquiera experiencia laboral en el sector. No son becas, aunque comúnmente se haga referencia a estas personas como becarios. Por tanto, tributaria como un trabajador más, teniendo en cuenta que los trabajadores que están obligados a presentar la declaración son aquellos que perciben 22.000 euros al año con un único pagador, o bien 12.000 euros para los que tengan más de un pagador y hayan recibido más de 1.500 euros a partir del segundo.

Bolamania.com recoge un caso particular, un estudiante becado que cursó estudios que no estaban homologados. En este caso, hasta que la persona no homologue o convalide estos estudios deberá tributar en el IRPF como rendimiento de trabajo.

 

También te puede interesar:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados