¿Puedo presentar la declaración de la renta fuera de plazo?

Las multas por presentar la declaración de la renta fuera de plazo pueden llegar a ser del 150% de la cantidad que nos haya salido a pagar en la declaración.
 

 ¿Puedo presentar la declaración de la renta fuera de plazo?
Cuáles son las sanciones por presentar la declaración de la renta fuera de plazo

Todavía hay tiempo. La campaña de la renta 2017 no finaliza hasta el 30 de junio, y hasta el 25 de junio si se va a domiciliar.

Pero puede pasar que nos despistemos y se nos olvide, o que nos demos cuenta demasiado tarde de que este año sí que teníamos que haberla presentado. ¿Qué ocurre entonces? ¿Podemos presentar la declaración de la renta fuera de plazo?

La respuesta es sí, pero con matices. Podemos presentar la declaración de la renta fuera de plazo, pero a cambio tendremos que pagar una multa por incumplimiento de la obligación.

En función de la Ley General Tributaria, la cuantía depende del resultado y del tiempo que tardemos en reaccionar. Para estar bien al día de todo lo relacionado con ella, te recomendamos que prestes atención a los 10 términos de la Declaración de la Renta que debes conocer.
 

Multas por presentar la declaración de la renta fuera de plazo


Para explicar de una forma clara la cuantía de las sanciones por presentar la declaración de la renta fuera de plazo, vamos a dividir las posibles situaciones en dos supuestos: a pagar y a devolver.


Declaraciones que salen a pagar

Según el artículo 27 de la Ley General Tributaria, si la declaración sale a pagar y Hacienda todavía no nos ha reclamado el pago y somos nosotros los que lo notificamos, el recargo por hacer la declaración de la renta fuera de plazo irá en función del tiempo que tardemos y de la cantidad que nos corresponde pagar:
  • Si presentamos la declaración antes de tres meses, pagaremos el 5% sobre el importe.
  • Entre tres meses y 6 meses: la sanción será del 10%.
  • Entre 6 y 12 meses: el 15%
  • Un año después: la multa asciende al 20%. Además, se nos exigirá el pago de los intereses de demora de todo ese año. Este recargo también puede reducirse en un 25% si lo pagamos dentro del plazo que nos den para hacerlo.

En cambio, si la declaración nos sale a pagar y tenemos la mala suerte de que la Agencia Tributaria ya nos ha hecho el requerimiento, las cosas se nos complicarán un poco.

Tendremos que pagar por hacer la declaración de la renta fuera de plazo:
  • El recargo de apremio. Si pagamos toda la deuda, incluido el recargo, dentro del periodo voluntario, se nos aplicará el recargo reducido, es decir, el 10%. En cambio, el ordinario es del 20% de la deuda.
  • Los intereses de demora, que se calculan teniendo en cuenta el interés del dinero más un 25%.
  • Si nos aplican una sanción por fraude, la sanción oscila entre el 50% y el 150% de la cantidad a ingresar.
 

Declaraciones que salen a devolver

En este caso la cuantía es menor, pero también debemos enfrentarnos a una sanción. Si presentamos la declaración antes de que la Agencia Tributaria nos la reclame, tendríamos que pagar 100 euros.

Si pagamos rápido y sin protestar, podemos beneficiarnos de una bonificación importante y la multa se quedaría en 70 euros. 

En cambio, si nos llega un requerimiento, la multa asciende a 200 euros. Debemos tener claro que este importe no nos lo van a descontar del dinero que nos tengan que devolver.

Debemos ingresarlo aparte. Y hay que tener en cuenta que cuando se presenta una declaración de la renta fuera de plazo y sale a devolver, Hacienda tiene seis meses para realizar la liquidación provisional.
 

También te puede interesar:

Continuer Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados