Declaración anual de rentas para el subsidio a mayores de 55 años: todo lo que necesitas saber

A continuación respondemos las principales dudas que se tienen sobre la declaración anual de rentas para el subsidio a mayores de 55 años: desde quién debe presentarla hasta cuáles son los plazos.

Declaración anual de rentas para el subsidio a mayores de 55 años: todo lo que necesitas saber
Quienes cobran esta ayuda también deber hacer declaraciones fiscales

Al contrario de lo que se puede llegar a pensar la declaración anual de rentas para el subsidio a mayores de 55 años es un requisito obligatorio, y quien no la presente en tiempo y forma está sujeto incluso a la suspensión de dicha ayuda.

Afortunadamente no hay nada de qué preocuparse, ya que los plazos son suficientes, hay varias maneras de presentar tu declaración y – en líneas generales – es un proceso bastante sencillo.

Si no sabías de esta declaración, debes tener algunas dudas. Pero de eso tampoco debes preocuparte, ya que nosotros las vamos a aclarar en las próximas líneas.

Lo que hay que saber sobre la declaración anual de rentas para el subsidio a mayores de 55 años


¿Quién debe presentarla?

La declaración anual de rentas para el subsidio a mayores de 55 años debe ser presentada por toda aquella persona que esté recibiendo esta ayuda, sin excepción alguna.

¿Cuándo debe presentarse?

La primera declaración anual de rentas para el subsidio a mayores de 55 años debe hacerse un año después de que se reconoce el comienzo del subsidio, posteriormente, las declaraciones anuales deben hacerse cada 12 meses.

El plazo límite para hacerlo son los 15 días hábiles posteriores a la fecha de reconocimiento. Sin embargo, también puede hacerse durante cada doceavo mes, cosa que aconsejamos. De esta manera tendrás tiempo de sobra para corregir cualquier error o solucionar cualquier situación extraordinaria.

¿Qué se debe declarar?

  • Rentas provenientes del trabajo por cuenta ajena, así como becas y otros subsidios de similar índole.
  • Importes de Indemnización por la extinción de un contrato de trabajo.
  • Ingresos brutos provenientes de cualquier tipo de pensiones o prestaciones excepto la que otorga la Seguridad Social por hijo a cargo y el cobro por adelantado en concepto de deducción fiscal que se le otorga a las madres que tengan hijos menores de 3 años.
  • Rentas de capital, tanto mobiliario como inmobiliario.
  • Rentas provenientes de actividades profesionales.
  • Otras rentas como la venta de un inmueble no habitual, premios de lotería rendimientos provenientes de fondos de inversión o planes de jubilación.

También deben declararse si las rentas o cargos de la unidad familiar han variado desde la declaración anterior.

Información detallada sobre estas condiciones, así como del cálculo de cada una de las rentas que aplican puede ser encontrada en el reverso de la misma declaración, disponible en este enlace.

¿Cómo puede presentarse?

La declaración anual de rentas para el subsidio a mayores de 55 años puede presentarse de dos maneras:

  • Personalmente, entregando la declaración en una Oficina de Empleo. Por esta vía es imprescindible solicitar cita previa, cosa que se puede hacer por teléfono (901 01 02 10) o por internet.
  • Mediante el servicio “Trámites en línea”, en el caso de que no hayan variado las rentas o las mismas no superen los límites establecidos: 530,78 euros al mes. Por este método es necesario un certificado digital, estar adherido al sistema [email protected], o el DNI electrónico.

 

También te puede interesar:

Continuer Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados