¿Debo esconder mis tatuajes para una entrevista de trabajo?

Tener tatuajes está aceptado socialmente, pero algunas empresas rechazan a sus candidatos en las entrevistas por el simple hecho de llevar pintura corporal.

¿Debo esconder mis tatuajes para una entrevista de trabajo?
En Estados Unidos, uno de cada cuatro entrevistadores tiene en cuenta los tatuajes

Tener tatuajes ya no está mal visto. Lo que antes era un estigma social hoy ya está aceptado por gran parte de la sociedad. Y en principio no debería ser impedimento para acceder a un puesto de trabajo, puesto que tener un tatuaje no afecta al rendimiento de una persona en el ámbito profesional.

¿Pero qué ocurre en las entrevistas de trabajo? ¿Debemos esconder los tatuajes? En principio la ley está de parte de las personas tatuadas, puesto que es un aspecto que pertenece al ámbito privado de las personas. Y rechazar a un candidato por este motivo podría considerarse discriminatorio. Pero lo cierto es que pueden rechazarnos por el simple hecho de tener un tatuaje y que nunca lleguemos a saber el motivo exacto.

 

Qué opinan los entrevistadores de los tatuajes

De hecho, aunque nos parezca una tontería, algunos informes revelan que los reclutadores sí que tienen en cuenta los tatuajes, sobre todo cuando se encuentran en zonas muy visibles y no se pueden ocultar con la ropa. En una reciente investigación llevada a cabo por Skinfo.com en Estados Unidos, los expertos concluyeron que el 37% de los encargados de procesos de selección tienen en cuenta los tatuajes como una de las tres principales causas para rechazar a un candidato.

De la misma forma que una empresa puede exigir unas reglas de aseo y de vestimenta, puede querer que sus empleados no tengan tatuajes visibles.

 

Los tatuajes en los cuerpos de seguridad

Este rechazo ocurre, sobre todo, en trabajos de cara al público, relacionados con la docencia o en ámbitos más conservadores (bancos o bufetes de abogados, por ejemplo). Tampoco los policías pueden tener tatuajes en sitios visibles. Aunque en las bases no se diga explícitamente que los tatuajes pueden ser causa de exclusión. Pero si el candidato lleva tatuajes “inadecuados, llamativos o visibles”, le preguntarán el motivo por el que los lleva, el significado que tienen para él o ella y qué es lo que quieren expresar.

Por su parte, en las oposiciones para Guardia Civil uno de los requisitos es, textualmente, el siguiente: “Carecer de tatuajes que contengan expresiones o imágenes contrarias a los valores constitucionales, autoridades o virtudes militares, que supongan desdoro para el uniforme, que puedan atentar contra la disciplina o la imagen de la Guardia Civil en cualquiera de sus formas, que reflejen motivos obscenos o inciten a discriminaciones de tipo sexual, racial, étnico o religioso. Asimismo, tampoco se permiten los tatuajes que pudieran ser visibles vistiendo las diferentes modalidades de los uniformes de uso general del Cuerpo de la Guardia Civil”.

Por tanto, cuando acudamos a una entrevista de trabajo lo mejor es que tapemos los tatuajes con la ropa para tener las mismas oportunidades que los demás candidatos. Después, cuando hayamos conseguido el trabajo, ya podemos ir averiguando cuál es la política de la empresa con respecto a los tatuajes.

 

También te puede interesar:

Continuer Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados