Cómo para darse de alta como autónomo

¿Estás pensando en emprender y montar tu propia empresa? Conoce cómo darse de alta como autónomo, cuáles son los trámites, los requisitos y los costes.

Cómo para darse de alta como autónomo
Ser autónomo conlleva una serie de obligaciones fiscales que debes conocer

Darse de alta como autónomo puede parecer algo complejo al principio, ya que en muchas veces no tenemos muy claro qué debemos hacer, cuáles son nuestras obligaciones y derechos.

Pero si tienes clara tu decisión y ya estás preparado para ser tu propio jefe, tan solo tienes que enterarte bien de todos los pasos que tienes que llevar a cabo, y para eso estamos aquí.

Así que toma nota porque te contamos paso a paso como darse de alta como autónomo, vas a ver que lo trámites son mucho más sencillos y rápidos de lo que crees.
 


CUÁNDO HAY QUE DARSE DE ALTA COMO AUTÓNOMO


Está es la primera pregunta que muchos suelen hacerse y es que si tu ingresos no superan el salario mínimo no es estrictamente obligatorio darte de alta. Sin embargo, hay que tener cuidado ya que esta orden es bastante ambigua y depende de caso a caso.

Se considera trabajador autónomo a aquel trabajador que realiza de forma habitual, personal y directa una actividad lucrativa, sin estar sujeto a un contrato laboral. Como trabajador autónomo eres responsable de inscribirte en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos en la Seguridad Social. Esto supone una cuota de 267,04€ al mes, la base mínima de cotización, excepto en casos en los que se disfrute de una determinada bonificación o de la nueva tarifa plana para autónomos.

El ejemplo más básico lo encontramos en el caso de los pequeños comerciantes, si abres un tienda en tu barrio pero tus ingresos no superan el salario mínimo, la Seguridad Social te obliga a darte de alta puesto que considera que se trata de una actividad económica habitual.

 

QUÉ NECESITAS


Para darse de alta como autónomo, antes de tus obligaciones con la Seguridad Social, es necesario darse de alta en la Agencia Tributaria. Para ello, tendrás que presentar una serie de documentación:
 

  • Declaración censal: Deberás presentar el modelo 036 o 037, éste último solo es válido para trabajadores sujetos al régimen general de IVA y sin operaciones intracomunitarias. Estos documentos sirven para verificar tus datos fiscales, la fecha de inicio de la actividad y su localización, y los impuestos que tendrás que abonar, como el IRPF y el IVA.
 
  • Epígrafe IAE (Impuesto de Actividades Económicas): Deberás definir tu actividad e indicar el epígrafe que te corresponde a través de un listado proporcionado por la Agencia Tributaria. Debes tener en cuenta que esto influirá en tus impuestos, en el tipo de IVA o en la posibilidad de incluir retenciones de IRPF o no.



Una vez dado de alta en Hacienda, tienes 30 días para darte de alta en la Seguridad Social e inscribirte en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos, del ya hemos hablado anteriormente. Para ello, tendrás que presentar otra serie de documentos:
 

  • Declaración modelo TA052/1: Tendrás que definir tu base de cotización y las coberturas, según tus intereses y necesidades. Por ejemplo, puedes cotizar por contingencias de accidentes de trabajo, enfermedades y desempleo, por un 2,2% adicional.
 
  • Fotocopia del DNI.
 
  • Fotocopia del alta en la Agencia Tributaria, de la correspondiente declaración censal.

 

Existen otras obligaciones que ya dependen de la actividad ejercida por cada trabajador, como es el caso de la Licencia de Apertura o la Licencia de Actividades e Instalaciones. Estos trámites son propios de las actividades que se llevan a cabo en un local comercial o una oficina y deberás gestionarlos en el Ayuntamiento de tu localidad. 

 

SANCIONES


Una vez dado de alta como autónomo también serás responsable de mantener actualizados tus datos y de comunicar la baja en el caso correspondiente. A través del Estatuto del Trabajador Autónomo podrás conocer todo tus derechos y obligaciones.

Debes tener en cuenta que no darse de alta como autónomo y ejercer actividad por cuenta propia, supone una sanción en la que el acusado tendrá que abonar todas sus cuotas pendientes con un incremento del 20%.

Por otro lado, en caso del impago de las cuotas mensuales a la Seguridad Social, también se deberán abonar con un recargo del 20%.

También te puede interesar:
 

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados