CVV ¿Que significa el código de la parte trasera de mi tarjeta de crédito?

El CVV se encarga de mantener la seguridad en las compras con tarjeta de crédito realizadas tanto por internet como por vía telefónica. 

CVV ¿Que significa el código de la parte trasera de mi tarjeta de crédito?
En las tarjetas American Express son 4 dígitos en la parte delantera

Los adelantos tecnológicos ayudan a mejorar nuestra vida diaria. Sin embargo, estos avances no siempre son utilizados con un buen fin. Delincuentes especializados, conocedores de los más complejos programas y siempre dispuestos a desvirgar el último sistema de seguridad instalado, navegan libremente por la red a la espera de dar un buen golpe a la cuenta corriente de un anónimo inocente.

Las medidas tomadas para evitarlo son muchas, aunque una de las más efectivas es la utilización del CVV, cuyas siglas significan Card Verification Value, y en español Valor de Verificación de la Tarjeta. Gracias a él podremos comprar tranquilamente por internet o hacer una compra telefónica sin temor de que un caco, oculto tras las Google Glass más que con el clásico antifaz, vacíe nuestra cuenta corriente.

 

CVV: el código de seguridad protector


 
 
  • Como hemos indicado, se trata del código de seguridad que protege nuestra tarjeta. Para aquellos que nunca realizan compras por internet, igual les suena a chino porque jamás ha tenido que utilizarlo. Tan sólo se preocupan de introducir su tarjeta en el cajero o en el TPV de cualquier tienda e introducir su número secreto. 
  • Pero en la tarjeta de crédito existen más números. Si bien en la parte delantera tenemos el número correspondiente a la tarjeta, nuestro nombre y la fecha de caducidad de la misma, por la parte de atrás de la tarjeta también aparecen tres números pequeñitos, a la derecha del espacio de la firma. Es el CVV.
  • El objetivo de estos números es proteger al titular de la misma de posibles robos en su cuenta bancaria al usarla online. Se trata de un efectivo código de seguridad que nunca queda registrado en base de datos alguna. Cuando pagamos por internet facilitamos datos de número de tarjeta y nombre, por si luego hay que hacer devoluciones, por ejemplo, pero el CVV no queda grabado. Ahí radica la seguridad. Al no aparecer en ningún sitio nadie puede alterarla ni sacar dinero con ella. 
  • Otra ventaja es que no tenemos que llevarlo apuntado en el típico papel que siempre perdemos o en algún archivo inencontrable del móvil. Mientras no perdamos la tarjeta no debe haber problemas.


También te puede interesar:
 

Continuer Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados