Diferencias entre custodia monoparental y custodia compartida

La custodia monoparental es la ejercida por uno de los progenitores, mientras que en la compartida ambos padres se reparten el tiempo de convivencia con sus hijos menores.

Diferencias entre custodia monoparental y custodia compartida

Cuando un matrimonio decide romper su relación y hay hijos menores de por medio es necesario decidir quién se va a quedar con la custodia de los niños. En este sentido hay que decir que existen varios tipos de custodia:
 
  • Custodia monoparental o en exclusividad
  • Custodia repartida
  • Custodia partida
  • Custodia compartida
  • Custodia maternal

De la custodia compartida ya hemos hablado, así que en este artículo nos centraremos en explicar qué es la custodia monoparental y qué la diferencia de la anterior.


Qué es la custodia monoparental


Como decíamos más arriba, la custodia monoparental también se denomina custodia en exclusividad. Esto es así porque la ejerce uno de los progenitores, que es quien convive con los menores y se encarga de todas las tareas diarias: manutención, cuidado, llevarlos al colegio, ayudarles con los deberes, llevarlos a clases extraescolares, etc.

La mayoría de las veces la custodia monoparental suele recaer sobre la madre, pero cada vez son más los padres que consiguen la custodia en exclusividad de sus hijos o, por lo menos, la custodia compartida.


Mientras tanto, al otro le corresponde un régimen de visitas que puede ser abierto o cerrado (supervisado), lo que no quita para que pueda convivir con sus hijos determinados días del año (fines de semana alternos o parte de las vacaciones, por ejemplo). Por regla general debe pagar una pensión de manutención, además de la mitad de los gastos extraordinarios. 
 

Custodia monoparental vs custodia compartida


Y aquí radica la principal diferencia con la custodia compartida, donde ambos progenitores comparten la custodia de sus hijos a partes iguales. Por tanto, ambos deben hacerse cargo de las obligaciones diarias de los menores mientras convivan con ellos.

Otra diferencia es que el uso de la vivienda familiar normalmente se concede a quien tenga la custodia monoparental mientras los niños sean menores de edad. En la compartida pueden ocurrir dos situaciones:

1. Que los niños tengan que cambiar de casa en función de con quién les toque estar.


2. Que sean los padres quienes se turnen para vivir en el domicilio familiar durante el periodo de custodia. 


Como la convivencia puede ser alterna, incluso por meses, al otro progenitor también le corresponderá un régimen de visitas durante ese periodo.

 

Cómo se decide la custodia monoparental


A la hora de tomar la decisión sobre quién se queda con la custodia monoparental, se tienen en cuenta diversos factores:
 
  • La edad del menor. Cuando los niños son muy pequeños se entiende que necesitan más a la madre. 
 
  • La salud física y mental de los progenitores, por si sufrieran alguna enfermedad que pudiera afectar al cuidado de los hijos.
 
  • Los deseos de los niños.
 
  • El domicilio de los padres. Cambiar a los niños de casa, de ciudad y/o de colegio puede resultar traumático para ellos.
 
  • El horario laboral de los progenitores.
 
  • Cuál ha sido el progenitor que ha estado más involucrado en el cuidado de los niños.
 
  • Si alguno de los padres tiene problemas con las drogas, tiene antecedentes de violencia en el hogar o ha cometido algún delito.

También te puede interesar:
 

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados