Custodia materna: ¿por qué la deciden los jueces?

Descubre todas las razones y supuestos por los que puede ser otorgada la custodia materna en nuestro país.
 

Custodia materna: ¿por qué la deciden los jueces?
Requisitos para obtenerla

La ruptura de un matrimonio siempre supone un momento de gran dificultad para la familia, en el que especialmente los niños pueden llegar a ser los más afectados. Precisamente por eso, desde la justicia española se prefiere otorgar la custodia compartida siempre y cuando sea posible. De lo contrario y repasando una serie de supuestos y requisitos, se optará por la custodia materna o paterna.

Los jueces siempre buscan el bien estar y los intereses de los pequeños, pero muchas veces no es posible conceder la custodia a ambos padres.

Si eres madre y quieres saber cuáles son los requisitos para obtener la custodia materna, porque consideras que tus hijos pueden estar mejor contigo, pon atención, porque a continuación te desvelamos todas las razones y supuestos por los que es posible que te otorguen la custodia materna. 
 

Custodia materna

 

Principales supuestos por los que se concede la custodia materna en España

 

 

  • En los casos en los que la madre ha sido el principal cuidador de los hijos y mientras así se demuestre, será un punto a favor que el juez tendrá en cuenta a la hora de otorgar la custodia de los niños a la madre.

  • En el supuesto de que el padre dificulte la relación maternofilial con los hijos. De este modo, se estarán obstaculizando los intereses de los niños, por no recibir el cuidado de su madre, lo que significa que esta está en desventaja en la relación con sus hijos con respecto al padre. Sin duda, se trata de uno de los aspectos más relevantes que el juez tiene en cuenta a la hora de decidir la custodia. Siempre se tienen muy en cuenta los intereses y deseos de los niños.
     

Otras razones por las que obtener la custodia materna

 
  • En los casos en los que el padre no es apto para cuidar de forma adecuada a sus hijos. Ya sea por causa de enfermedad mental, consumo de drogas, maltrato físico o emocional, y en general por cualquier conducta negativa que le impida poder cuidar de sus hijos con normalidad.

  • Siempre que el padre no esté presente. Se considera este hecho cuando el padre no atiende al pago de la manutención o por falta de contacto con los niños. En estos casos el juez considerará abandono por parte del padre, facilitando la concesión de la custodia de los hijos a la madre.

  • En los casos en que la relación entre los progenitores no sea sana y esté afectando negativamente al cuidado e intereses de los niños.

  • Siempre que el padre no respete la orden de la custodia que ha dictado el juez. En este caso, se estará violando una orden judicial y también, como consecuente, se está dejando en desventaja a la madre, en cuanto a la relación que debe mantener con sus hijos. Este hecho afectará positivamente a la hora de otorgar la custodia materna.

  • El juez se entrevistará con los niños para conocer de primera mano cuáles son sus intereses y deseos, así como las experiencias vividas con sus padres. De este modo recopilará toda la información necesaria para saber que es lo que más conviene a los pequeños, a la vez que se respetan sus deseos e intereses.

  • En el supuesto de que el padre fallezca, se entregará la custodia a la madre, siempre que esta pueda garantizar un óptimo cuidado de sus hijos.



También te puede interesar:
 

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados