Curiosidades imprescindibles y lo que no sabes de la Sydney Opera House

Si vas a viajar a Australia, no puedes pasar de largo la sobrecogedora Sydney Opera House. Te contamos su origen y la mejor forma de realizar las visitas, así que ¡cuentas con ventaja!

Curiosidades imprescindibles y lo que no sabes de la Sydney Opera House
El corazón de la música en Australia

De entre todos los países, Australia es siempre el gran desconocido. Con su inmensa superficie, esta enorme isla alberga la fauna más exótica y única del planeta, y la más bella diversidad de parajes naturales vírgenes junto a su vecina Nueva Zelanda.

Si prestamos atención no solo a la naturaleza, sino también a la vitalidad de sus modernas ciudades, no podremos pasar por alto una de las visitas básicas por su original y sobrecogedora arquitectura, la Sydney Opera House, o Casa de la Ópera en español.


Los inicios de la Sydney Opera House



Todo empezó con la idea del Director de Orquesta inglés Eugene Goosens, que a finales de los años cuarenta expresó su deseo de ver una Ópera en Sydney. La idea fue prosperando, y en los años 50 se fijó su construcción y se convocó un gran concurso de arquitectura internacional.

Con un premio de 100.000 dólares para el diseño ganador, se recibieron cientos de propuestas de más de 30 países, hasta que en enero de 1930 fue elegido ganador el joven arquitecto danés Jorn Utzon, cuyos diseños originales y vanguardistas causaron gran impresión en el jurado.

El proyecto era tan inmenso, que contó con una inversión estimada de 3 millones y medio de dólares australianos, y se llevó a cabo en tres etapas, que englobaron la construcción del podio en 1958, las bóvedas en 1961 y por último el interior en 1963.

No es hasta el 20 de octubre de 1973 que la obra está terminada del todo, y la Reina de Inglaterra acude a la inauguración.

A pesar de que la obra sufrió muchos percances, y el propio Utzon fue sustituido por Peter Hall tras mucha polémica, el edificio que hoy conocemos es un referente de la arquitectura vanguardista mundial, sorprendiendo por su sobria elegancia, y es visitado por más de 8 millones de personas al año.


Visitar la Ópera en la actualidad



Sydney es la ciudad más antigua y grande de toda Australia, y por lo tanto dispone de una buena red de transportes públicos que te pueden llevar a la Ópera, además muchas personas deciden ir en bicicleta paseando por la bahía o dejar su coche en el parking cercano e ir andando. 
  A día de hoy una de las guías más recomendadas que puedes adquirir en español es el paquete de viator, que incluye diferentes opciones con un guía en castellano, desde 25,51 euros la entrada.


Disfrutar de una sesión de música en la Sydney Opera House es una experiencia única que no puedes perderte, así que consulta el calendario oficial, y recuerda que casi todos los días hay una sesión vespertina a las 19:30h. ¡Disfruta del espectáculo!


También te puede interesar:
 

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados