Cupones descuento: ¿el fin de la burbuja o no?

La falta rentabilidad ha provocado que muchas empresas del sector de los cupones descuentos, como Offerum, Groupon, Groupalia o Letsbonus, desaparezcan prácticamente del mercado.

Cupones descuento: ¿el fin de la burbuja o no?
La crisis de este sector ha llevado a las grandes empresas a fusionarse

El sector de los cupones descuentos entró en el mercado pisando fuerte, sin embargo, desde 2013 sufrió un grave desgaste que lo hizo caer en picado. ¿Los motivos para que explotará esta burbuja? La saturación del mercado, y la falta de rentabilidad y crecimiento.

De manera inminente, esta explosión provocó una lluvia de despidos y fusiones, lo que de cierta forma ayudó a frenar la caída.

Los últimos movimientos derivados de esta crisis han venido de la mano de una de las grandes empresas del sector de cupones descuento en España, Ofertix. Ésta adquirió Groupalia y Offerum, y en este mes de agosto se hizo con Letsbonus.
 

CUPONES DESCUENTO: ¿Se acabó el chollo?


 

El origen de los cupones descuento

Las empresas de cupones descuento se pusieron de moda en el año 2010 aproximadamente. Grandes activos como Letsbonus o Groupon aterrizaban en España por aquel entonces y daban paso a la fiebre de las compras colectivas.

La rápida popularidad de las empresas de cupones provocó la aparición de más competidores en el sector, donde cada vez, se cerraban más acuerdos comerciales con otras compañías interesadas en ofrecer descuentos en sus servicios. Aquí lo importante era el volumen, ya que eran necesarias muchas ventas para conseguir sostener este modelo de negocio.

Poco a poco, fueron entrando en el tablero de juego más y más empresas, entre las cuáles también lideraban Groupalia, Offerum o Privalia.
 


Las grandes inversiones

El modelo de negocio de los cupones descuentos continuaba en alza. Las empresas se fortalecieron y muchas de ellas quisieron cruzar las fronteras y dar comienzo a su expansión internacional. De este modo, muchas de estas empresas salieron a bolsa en busca de apoyo e inversores.

Sin embargo, la saturación del mercado comenzaba a notarse y, a excepción de la estadounidense Groupon, uno de los gigantes del sector, que logró 5 millones de beneficios, la mayor parte de las empresas vieron afectada su rentabilidad.
 


La explosión de la burbuja

El agotamiento del negocio acabó por hacerse cada vez más evidente, la burbuja de los cupones descuentos había explotado. De hecho, Groupon cerró sus puertas en cerca de 7 países y anunció 1.100 despidos para comenzar con un nuevo proceso de reestructuración.

Tras las pérdidas comenzaron también las fusiones, una de las más sonadas fue la de Offerum y Groupalia, unión que posteriormente seria adquirida por la española Ofertix.

Hoy en día poco queda de aquel desbocado sector, la compra colectiva y los cupones han abierto sus puertas a otros modelos de negocio y a otros ámbitos, como son las telecomunicaciones o la energía. Y es que tras la caída, llega el momento de reinventarse.


También te puede interesar:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados