Cuentas bancarias sin comisiones: cuestión de nómina

Siempre podemos acudir a la banca on line, donde es más fácil encontrar cuentas bancarias sin comisiones

Cuentas bancarias sin comisiones: cuestión de nómina
Negocia con tu banco
  • La mayoría de entidades sólo ofrecen privilegios a aquellos clientes que tienen su nómina domiciliada

¿Te has quedado sin trabajo y, justo en ese momento, tu banco ha empezado a cobrarte comisiones? De repente las tarjetas dejan de ser gratuitas, te cobran por las transferencias, te aplican comisiones por el ingreso de cheques de otras entidades y mantener tu cuenta corriente abierta empieza a costarte dinero. No es casualidad, ni quiere decir que tengas mala suerte. La explicación es tan sencilla como que la mayoría de entidades sólo ofrecen privilegios, como las cuentas bancarias sin comisiones, a aquellos clientes que tienen su nómina domiciliada.

 

La parte buena es que algunas de estas comisiones son negociables. Por eso, en cuanto sepamos que vamos a dejar de ingresar dinero todos los meses, debemos acudir a nuestro banco para ver si logramos que nos las quiten. Con un poco de suerte, puede que con domiciliar un cierto número de recibos sea suficiente. Si no, siempre nos quedará la opción de cerrar esa cuenta y acudir a la banca on line, donde es más fácil encontrar cuentas bancarias sin comisiones.

 

Si no dispones de nómina o pensión, puedes optar por cuentas como las siguientes: Cuenta Corriente de iBanesto; Cuenta Sin Nómina de ING Direct; Cuenta Corriente Operativa de Openbank; Cuenta Corriente Triodos; Cuenta Corriente de Evo Banco; Cuenta Corriente de Arquia. Todas ellas son cuentas bancarias sin comisiones con la característica común de que no te obligan a domiciliar una nómina. 

 

También tenemos la opción de contratar las denominadas cuentas de ahorro, algunas de las cuales sólo exigen domiciliar un número mínimo de recibos y, a cambio, nos ofrecen beneficios como la devolución de un porcentaje del importe de los recibos o de las compras efectuadas con tarjeta. La Cuenta Inteligente de Ahorro de Evo o la Cuenta Naranja de Ahorro de ING son algunos ejemplos, pero no los únicos. Quedarse sin nómina no significa renunciar a cuentas bancarias sin comisiones.

 

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados