¿Por qué una Cuenta de Tarjeta de Crédito?

Esta cuenta de tarjeta de crédito puede operarse de la misma manera que una cuenta corriente y usarse para diferentes necesidades.

¿Por qué una Cuenta de Tarjeta de Crédito?
Pueden domiciliarse en ella todo tipo de pagos y abonos

En los últimos años son más los particulares que buscan una forma de financiación simple, rápida y a corto plazo, que se adapte totalmente a sus necesidades esporádicas. Sin importar si las mismas son planificadas durante cierto período de tiempo o urgentes.

De ahí, que queramos presentaros y explicaros una nueva forma de financiamiento: la cuenta de tarjeta de crédito, para que finalmente encontréis la solución que tanto deseáis y que pondrá fin a muchas de vuestras preocupaciones.

Esta es una de las formas más sencillas que encontrarás para obtener financiamiento rápido. En las próximas líneas te convencerás de ello.

¿Cómo funciona la cuenta de tarjeta de crédito?

La cuenta de tarjeta de crédito es una financiación flexible, que te permitirá utilizar como mejor dispongas una cantidad de dinero puesto a tu disposición por la entidad financiera, durante un período de vigencia especificado en un contrato y siempre con un límite máximo, que se acuerda en conjunto con la entidad bancaria.

Mediante este sistema, el particular propietario de la cuenta va adecuando los fondos de que dispone a sus necesidades reales de financiación, retirando únicamente aquellos importes que le resulten necesarios.

Aunque la cuenta de tarjeta de crédito tiene un periodo de vigencia, que en muchos casos suele ser de un año, es posible renovar el contrato tras su vencimiento final con muchísima facilidad. Para lograr esto, lo más importante es cumplir regularmente con los pagos.

Es muy parecida a una cuenta corriente

La cuenta de tarjeta de crédito funciona en gran parte como cualquier cuenta corriente que abras, una vez que admite efectuar todo tipo de pagos y efectuar abonos ya sea con cheques, pagarés, el uso de otras tarjetas y transferencias hechas desde otras cuentas bancarias.

Por si esto fuera poco, también te permite efectuar la domiciliación de efectos comerciales y/o recibos periódicos, siempre que la disponibilidad de fondos no sobrepasase el límite que estableciste al momento de abrir la cuenta.

Ofrece muchas ventajas…

Puedes pensar que una cuenta de tarjeta de crédito solo es conveniente para gastos personales, pero lo cierto es que puede resultar incluso mucho más conveniente para los propietarios de empresas que requieran una financiación express sin demasiados requisitos. No es por casualidad que sean tan utilizadas para el pago de nóminas o para gastos imprevistos como la reparación o substitución urgente de alguna maquinaria.

Mientras te mantengas en el límite establecido, tienes absoluta flexibilidad para manejar las cantidades financiadas, hasta el punto de poder incluso programarlas gradualmente desde un comienzo.

… pero ¿Tiene alguna desventaja?

Como cualquier producto financiero, tiene sus puntos negativos. Quien abra este tipo de cuentas debe tener siempre un uso sumamente responsable de los fondos, ya que los mismos habrá de que pagarlos, con intereses que pueden elevarse si hay demoras.

 

También te puede interesar:

Continuer Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados