Cuchillos de cerámica: ventajas e inconvenientes

¿Estás pensando en sustituir tus clásicos cuchillos por los cuchillos de cerámica? Conoce los pros y los contra de estos utensilios de cocina.

Cuchillos de cerámica: ventajas e inconvenientes
Estos cuchillos son más ligeros y fáciles de limpiar, pero también son más caros

Los cuchillos son uno de los utensilios de cocina más importantes, ya que los utilizamos prácticamente para preparar cualquier receta. Pero, ¿son mejores los cuchillos de cerámica o los de acero de toda la vida?

Las diferencias entre ambos tipos de cuchillos son bastante notables, empezando por su filo y por su peso, ya que los cuchillos de cerámica son mucho más ligeros y permiten realizar cortes con más facilidad.

Claro que dependiendo del uso que le vayas a dar, necesitarás un determinado tipo de cuchillo u otro. Así que si quieres incluir en tu equipamiento de cocina unos cuchillos de cerámica, para que puedas valorar si son o no una buena elección, a continuación te contamos las ventajas e inconvenientes de este tipo de cuchillos.

 

Ventajas e inconvenientes de los cuchillos de cerámica

Si te gusta la cocina y sueles hacer a menudo distintas elaboraciones, los cuchillos de cerámica pueden ofrecerte numerosas ventajas:

  • Son mucho más ligeros que los cuchillos de metal, lo que hace que su utilización sea más cómoda y ergonómica.

 

  • Su hoja de cerámica permite hacer cortes con gran facilidad, y sirven para pelar y cortar a la perfección alimentos blandos, sobre todo verduras, frutas, carnes, pescados o embutidos.

 

  • No retienen olores ni sabores de otros alimentos, ya que la cerámica no es un material poroso.

 

  • Están fabricados con polvo de óxido de circonio, por lo que su filo es mucho más resistente al desgaste y se conserva mucho mejor durante más tiempo. Eso sí, para que estos cuchillos mantengan su filo en buenas condiciones, no se recomienda cortar alimentos muy duros o congelados.

 

Pero no todo son ventajas, ya que los cuchillos de cerámica son más caros que los cuchillos convencionales y su alta eficiencia hace que su utilización requiera especial atención, ya que cortan bastante.

Por otro lado, este tipo de cuchillos no son demasiado resistentes y si se caen al suelo pueden romperse con facilidad. Lo más recomendable para guardarlos y conservarlos es utilizar fundas y soportes específicos, ya que debido a su delicadeza, no deben rozarse con otros objetos y se recomienda usar jabones suaves para limpiarlos.

De cualquier forma, tener un cuchillo de cerámica puede ser sin duda una buena inversión para los amantes de la cocina. Una de las marcas más destacadas es la japonesa Kyocera, aunque el cuchillo más sencillo y pequeño de esta marca no lo encontrarás por menos de 15 euros.

 

También te puede interesar:

Continuer Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados