¿Cuánto tardo en preparar las rosquillas de anís fritas?

Las rosquillas de anís fritas son un dulce muy típico español, seguro que en casa de tu abuela siempe tenía una cajita llena. 

¿Cuánto tardo en preparar las rosquillas de anís fritas?
Aprende a hacer rosquillas y a disfrutar


Pues si quieres preparar en casa tus propias rosquillas de anís fritas, ya te decimos que  en 1 hora y media, tendrás el placer de degustarlas.  Es una receta tan rápida que no requiere fermentación.  

Las rosquillas son todo un clásico de la repostería casera. Si nunca las has preparado, no te preocupes porque vamos a contarte la receta con detalle.  Y ya no hay excusa para degustar este maravilloso postre. 
 


Receta de rosquillas de anís fritas al más puro estilo casero



Empieza a tomar nota de lo que necesitarás, porque estás a un paso de comer este crujiente postre.


Ingredientes:

  • 2 huevos
  • 750 gramos de harina
  • 200 gramos de azúcar
  • 250 mililitros de leche
  • 100 mililitros de aceite
  • 1 sobre de levadura
  • 60 ml de anís
  • 1 ralladura de un limón
  • 1 pizca de sal
  • Aceite de girasol para freír
  • Azúcar para rebozar
  •  

Rosquillas de anís caseras: preparación


1. Casca los 2 huevos en un recipiente ancho e incorpora el azúcar. Debes batir hasta que queden blancos y aumente su volumen.

2. Añade una cucharita de sal, la leche, el anís, la ralladura de limón y el aceite. Bate todo bien. A continuación, mezcla la mitad de la harina con el sobre de levadura y tamiza sobre un bol. Vuelve a batir.

3. Incorpora la harina poco a poco para que la masa adquiera espesor. El resultado final ha de ser una masa blanda que puedas trabajar con una espátula.

4. Pon harina sobre la superficie de trabajo, pon la masa y trabaja hasta que tenga la consistencia deseada e ideal para trabajarla.

5. Debes tapar con un trapo la masa y dejar que repose unos 10 minutos.

6.-Pasados esos minutos, y con las manos con harina, coge unas porciones de masa del tamaño de una nuez y haz churritos frotando entre tus manos. Después, debes juntar las puntas haciendo presión.

7. Coloca una sartén con bastante aceite, y fríe las rosquillas de anís caseras. Deben dorarse por ambos lados. Si es preciso añade más aceite si notas que el nivel desciende, porque entonces, las rosquillas se pueden quemar. Cuando pongas las rosquillas, que haya suficiente separación porque no se harán bien y se pegarán.  

8. Una vez hayan crecido lo suficiente, da la vuelta y finalmente, colócalas sobre un plato con papel absorbente. Estando todavía calientes, rebózalas sobre el azúcar.

9. Finalmente, deja que se enfríen en un plato. Y después, puedes guardar en una caja de lata. Estas rosquillas de anís fritas aguantarán bastante bien varios días. 

También te puede interesar:
 

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados