¿Cuánto se retiene en un contrato laboral?

Calcular el porcentaje retenido en tu contrato laboral no es tan difícil. A continuación indicamos cómo hacerlo, ofreciendo una descripción de cada elemento. ¡Presta mucha atención!

¿Cuánto se retiene en un contrato laboral?
Aprende a calcular el porcentaje

Cuando un año termina y otro nuevo comienza, surgen todo tipo de quejas y procesos abiertos por parte de los trabajadores en nómina que ven como el IRPF deja alguna que otra desagradable sorpresa para la cual no estaban preparados.

El Impuesto de la Renta de las Personas Físicas se lleva mensualmente un porcentaje de nuestros salarios como anticipo para Hacienda, y comprender cómo funciona este proceso puede llegar a ser un tanto complicado de primeras. Vamos a ver paso por paso cada elemento importante en esta ecuación y así poder calcular cuánto se retiene en nuestro contrato laboral.


Calcular el porcentaje de retención de tu contrato laboral


 
En primer lugar, las personas que no superen los 12,000€ anuales, están exentas de retención. Para todos los demás, el porcentaje se puede consultar en estas tablas, con la excepción de los contratos eventuales que tienen una retención mínima del 2%.

Para calcular esta cifra entran en juego muchos factores:
  • El número de hijos: cuantas más personas se tenga a cargo, la retención será menor y viceversa.
  • El sueldo bruto anual
  • El estado civil: que puede ser soltero/a, casado/a, viudo/a o divorciado/a
  • El tipo de contrato: temporal, laboral o de formación
  • Las minusvalías: reducen la retención final


Casos especiales

A veces una empresa sobrepasa su estimación anual salarial debido a las pagas extraordinarias, los complementos salariales y los pagos de los mismos.

Es en casos como este cuando llegan las sorpresas a la hora de pagar el IRPF, así que cuando se aplique la nómina, se recalculará la retención y la empresa procederá a su regularización.


Consejos

  • Informar bien y de manera actualizada sobre nuestro domicilio fiscal y situación familiar a la empresa, para que las retenciones se ajusten a nuestra realidad personal.
 
  • Pedir a la empresa que retenga algo más de porcentaje del salario puede evitarnos sustos a la hora de pagar el impuesto, y que nos toque recibir la diferencia.
 
  • Las retenciones son un pago periódico del IRPF, que se abona de este modo por lo general. Si en el borrador vemos que nos sale a devolver, es mejor presentar la declaración de la renta, ya que salimos beneficiados.
 
Como hemos visto, son muchos los factores que pueden afectar a las retenciones en un contrato laboral, pero si se lleva a cabo una política honesta en el ejercicio salarial y se presta atención a los detalles nos ahorraremos sustos de última hora.


Para los que deseen saber su porcentaje de un modo rápido y sencillo, la Agencia Tributaria ofrece un servicio de cálculo de retenciones, ¡pruébalo!


También te puede interesar:
 

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados