¿Has pensado alguna vez cuánto gastas tomando café?

Si analizamos lo que nos podemos ahorrar tomando café en casa en lugar de en la calle, la cantidad resultante nos dejará con la boca abierta.

¿Has pensado alguna vez cuánto gastas tomando café?
Se puede ahorrar hasta 1.300 € al año

El salir a la calle para enredar es algo muy español. Muchas de las cosas que podemos hacer o consumir en casa a menudo preferimos realizarlas fuera, por aquello de alternar. Hay quien dice que el lugar natural del humano es la barra de un bar… A saber… Aunque sin duda, es fácil ver a los miembros de esta especie disfrutando de una buena copa o bien tomando café.

Acción esta última muy habitual entre semana y con un listado casi infinito de posibilidades: café con leche, café solo, café cortado, café descafeinado, carajillo… Y para muchos, como mejor sabe es en la calle, en su bar de toda la vida, en la cafetería de Pepote frente al trabajo, o incluso en la máquina expendedora de la oficina.

Pero este gasto que parece tan insignificante, considerado a largo plazo, por ejemplo una anualidad, significa un desembolso importante y si hacemos números igual estamos dispuestos a reducirlo considerablemente y ahorrar así algo.

Gastos generados tomando café

 

El primer dato es demoledor: tomar café fuera de casa aumenta por el diez el gasto en este producto. Sí, algo lógico cuando se consume en la calle en lugar del propio hogar, pero hay que tener en cuenta la cantidad de cafés que se pueden llegar a tomar.

Gran parte de la gente toma varios cafés al día. Bien por gusto o para mantenerse activo. Cuando se desayuna, a media mañana, después de comer… No pensamos que merece la pena ahorrar perdiéndonos este placer, que para algunos es indispensable.

Ahora vamos a hacer números. El precio de un café se puede situar entre 1,5 € y 4 € en una cafetería de esas cara, de cafés variados, y en lo que se paga más el sitio que el contenido de la taza. Si ese mismo café lo hacemos tranquilamente en casa, la taza puede salir entre 0,16 y 0,18 céntimos de euros.

Un estudio de la cadena Café y Té estableció que los españoles somos bastante habituales tomando café, en concreto una media de 3,6 cafés al día durante la semana, y una media de 2,7 cafés durante los fines de semana.  Se puede hacer una media general de 3 cafés al día. Ahora establecemos que la diferencia entre el típico café baratillo que nos tomamos por ahí y lo que nos costaría hacerlo en casa sale por 1,2 € la taza.

Ya sólo queda multiplicar éste 1,2 € por taza por 3 cafés diarios y lo que salga por los 365 días del año. En total 1.314 eurillos tomando café fuera de casa, cantidad que nos podríamos ahorrar tranquilamente o destinarla a otra cosa.

Sólo tendríamos que reducir costes a base de llevar el clásico termo con café al trabajo o consumir solamente en máquinas de café gratuitas que puedan existir en el trabajo. Lo único que tenemos que hacer para ahorrar es proponérnoslo.

 

También te puede interesar:


Continuer Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados