¿Cuándo un inquilino puede ser desahuciado?

Resolvemos tus dudas sobre si un inquilino puede o no ser desahuciado. Tanto si eres inquilino como propietario, toda esta información te interesa. 
 

¿Cuándo un inquilino puede ser desahuciado?
Motivos para desahuciar a un inquilino de tu vivienda.


Tener una vivienda alquilada no siempre es motivo de alegría. Muchas son las preocupaciones a las que se enfrenta los propietarios cuando empiezan a tener problemas con su inquilino o inquilinos.
 
¿Qué pasa si dejan de pagar? ¿Y si me están destrozando la casa?, son solo algunas de las preguntas que se plantea un propietario cuando quiere recuperar la potestad de su domicilio.
 
Para disipar estas dudas hoy te detallamos qué es lo que dice la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU) con respecto a cuáles son los motivos para desahuciar a un inquilino.
 


8 MOTIVOS PARA DESAHUCIAR A UN INQUILINO


El artículo 27.1 de la LAU señala que si alguna de las partes incumple sus obligaciones, él que si las cumplió podrá solicitar el cumplimento de las obligaciones incumplidas o la finalización del contrato de alquiler.
 
El punto 2 del mismo artículo indica que se podrá solicitar el fin del contrato en los siguientes supuestos:
 

IMPAGOS

Pueden ser impagos de la renta o de cualquier otra cantidad de dinero de que el inquilino tiene la obligación de pagar (como los suministros). También puede darse el caso de que el inquilino no haya abonado la fianza o que deba parte de ésta.

 

SUBARRENDAMIENTO

En caso de que tu inquilino haya subarrendado tu domicilio sin que tú hayas dado tu consentimiento también puedes terminar el contrato de alquiler y reclamar posteriormente un desahucio.

 

DAÑOS GRAVES A LA VIVIENDA

Si la vivienda ha sufrido daños graves creados de forma intencionada, estás en el derecho de reclamar un desahucio.

 

OBRAS SIN CONSENTIMIENTO

Ningún inquilino puedes realizar obras en el inmueble sin el consentimiento de su dueño, siempre y cuando este consentimiento sea necesario porque la ley lo pide.

Estas obras pueden ser por ejemplo el cierre de una terraza, algo para lo que hay que pedir permiso al ayuntamiento.

 

OTRAS ACTIVIDADES

Cuando el alquiler de una vivienda es para uso residencia y se llevan a cabo en ella actividades molestas, peligrosas o ilegales, el propietario está en su derecho de terminar el contrato de arrendamiento y reclamar un desahucio.

 

VIVIENDA NO PRINCIPAL

Puede darse el caso de que el inquilino ya no reside habitualmente en la vivienda en la vivienda alquilada.

 

FIN DEL CONTRATO

Se puede solicitar un desahucio en caso de que el contrato haya terminado y el inquilino no haya abandonado la vivienda.

 

VIVIENDA OCUPADA

El artículo 27 no contempla este supuesto, pero sí lo hace el artículo 250.1.2 de la Ley de Enjuiciamiento Civil. Este artículo señala que un propietario podrá reclamar un desahucio cuando en su vivienda resida un inquilino con el que no tiene un contrato de arrendamiento.    


También te puede interesar:
 

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados