¿Cuándo cambiar la sonda lambda y cómo hacerlo?

Una de las cosas que debes saber para mantener tu coche en buen estado es saber cómo y cuándo cambiar la sonda lambda.

¿Cuándo cambiar la sonda lambda y cómo hacerlo?
También se le conoce como senda de oxígeno

Como te habíamos explicado en una ocasión anterior, la sonda lambda es un sensor que mide las emisiones resultantes del proceso de combustión y determina – en cierta medida – la cantidad de combustible que se inyecta a los cilindros.

Aunque es una pieza muy pequeña y simple, cumple una función sumamente importante, sin ella definitivamente gastaríamos más combustible, contaminaríamos más y la vida de nuestro motor sería más corta. Por eso todos deberíamos saber cuándo es momento de cambiar la sonda lambda y cómo debemos hacerlo.

Como puedes suponer a estas alturas, eso es exactamente lo que vamos a explicar hoy.

¿Cuándo cambiar la sonda lambda?

En la mayoría de los coches, el momento de cambiar la sonda lambda es alrededor de los 160 mil kilómetros, o un poco antes (a los 150 mil) para quien desee ser más precavido.

Sin embargo, puede haber la necesidad de remplazarla antes de esa cifra, si se notan ciertos síntomas inequívocos, tales como:

  • Perdida de potencia súbita del motor.
  • Mayor consumo de combustible de lo común.
  • Humo negro saliendo del escape.
  • La luz amarilla del motor encendida.


¿Cómo cambiar la sonda lambda?

Cambiar la sonda lambda no es para nada complicado, así que – con el cuidado necesario – puedes hacerlo tú mismo. Vas a necesitar lo siguiente:

  • Un gato con sus soportes (puede no ser necesario).
  • Una llave inglesa.
  • Guantes.


Desmontaje e instalación

  • Lo primero que debes hacer es estacionar el coche en una superficie plana para que sea mucho más fácil levantarlo, si es necesario.
  • Ahora debes desconectar la batería, este es un paso crítico que no debes pasar por alto para evitar accidentes.
  • Identifica la ubicación de la sonda. Es probable que este caliente así que mejor usa los guantes antes de manipularla. Puede estar o bien cerca del compartimiento del motor, o bien por debajo del coche. En el último caso, necesitarás el gato y sus soportes.
  • Desenrosca la rosca de la sonda. Primero será necesaria la llave inglesa, pero después podrás hacerlo con la mano.
  • Sigue el cable con los dedos hasta dar con el conector de la sonda y desconéctalo.
  • Compara ambas sondas para validar que la que compraste es la correcta.
  • Ahora enrosca el cuerpo de la sonda con un proceso inverso al de desmontaje: primero con los dedos y luego ajustando con la llave inglesa.
  • La gran mayoría de los coches tiene un “camino” con fijaciones para la sonda, pasa el cable por dichas fijaciones.
  • Por último, conecta la toma de la sonda y vuelve a conectar la batería.

 

También te puede interesar:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados