¿Cuáles son los mejores remedios caseros para la tos?

Hemos rescatado los remedios caseros para la tos de las abuelas de todo el mundo. Son todos naturales y bastante efectivos.

¿Cuáles son los mejores remedios caseros para la tos?
El caldo de pollo, la miel y el limón no pueden faltar en nuestra dieta

¿Ya has empezado a tener picazón en la garganta? Antes de que la tos vaya a más puedes preparar los remedios caseros para la tos de las abuelas de todo el mundo.

En este artículo hemos rescatado los mejores, todos ellos naturales.

 

1. Remedios caseros para la tos: caldo de pollo



Empezaremos por ese caldito de pollo que tantas veces hemos tomado. No solo es bueno para los resfriados o la gripe. También calma la tos gracias a su alto contenido en hierro y zinc.

Esta comida es especialmente efectiva cuando tenemos muchas flemas. Aquí puedes ver una receta muy fácil de preparar.


 


2. Remedios caseros para la tos: miel



Otro de los alimentos tradicionales para combatir la tos es la miel. Podemos tomarla sola, con limón o mezclada con aceite de coco y limón. Incluso con un poquito de whisky o coñac antes de acostarnos (solo apto para adultos).

Para preparar la miel con limón calentaremos una tacita de agua. Cuando el agua esté caliente añadimos una cucharada de miel y el zumo de un limón.

Tenemos que tomar esta bebida caliente y, a ser posible, justos antes de meternos en la cama. 

 


3. Remedios caseros para la tos: infusiones



Algunas infusiones están especialmente indicadas para calmar la tos. Algunas de las que te proponemos te resultarán extrañas, pero son efectivas.
 
  • Té de pimienta negra con miel. La pimienta estimula la circulación y, por tanto, ayuda a eliminar las flemas. Con respecto a la miel, sobran las explicaciones. Preparación: en una taza echamos dos cucharaditas de pimienta fresca junto con dos cucharadas de miel. A continuación añadimos agua hirviendo, tapamos y esperamos unos 15 minutos. Colamos y bebemos.
 
  • Té de tomillo. Esta especia se utiliza mucho en países como Alemania, ya que es un relajante muscular. Puedes probar a machacar dos cucharadas de tomillo y echarlo en una taza con agua hirviendo. Después de unos minutos a remojo, colamos y bebemos. Para mejorar el sabor siempre podemos añadir miel y limón.
 
  • Tés de herboristería especialmente indicados para la tos son el de hierbabuena, el de flor de saúco o el de hisopo. 


 

 4. Remedios caseros para la tos: limón



Ya hemos visto que el limón se puede añadir a las infusiones o a la miel, pero también se puede tomar solo. Corta un limón por la mitad, échale sal y pimienta y chupa. 


 

5. Remedios caseros para la tos: jengibre



Al final va a resultar que el jengibre sirve para curar todos nuestros males. Ya hemos visto que es un buen remedio contra los gases, pero también lo es contra la tos gracias a sus propiedades descongestionantes y antihistamínicas.

En este caso propondremos una infusión. Para elaborarla empezaremos por cortar unas 12 rebanadas de jengibre fresco. Las ponemos a hervir a fuego lento en una olla, con tres tazas de agua, durante 20 minutos. Retiramos, colamos, añadimos una cucharada de miel, el zumo de un limón y bebemos. Si está muy fuerte podemos echar más agua.

 


6. Remedios caseros para la tos: regaliz



La raíz de regaliz también ayuda a calmar la irritación de la garganta. Podemos chuparla o tomarla en infusión. Para eso último solo tenemos que hervir un palo de regaliz con agua durante 20 minutos. Después de colarlo añadimos miel, limón y bebemos.



 

7. Remedios caseros para la tos: cebolla 



Las propiedades antibióticas y antibacterianas de la cebolla junto con las de la miel también forman un potente dúo contra la tos. Podemos preparar en casa un jarabe natural con estos dos ingredientes.

Para ello comenzaremos por pelar una cebolla grande y ahuecarla. En ese agujero metemos unas cucharaditas de miel y dejamos reposar durante unas dos horas. De esta forma, la cebolla irá soltando jugos y combinándose con la miel. Hay que tomar una cucharada cada hora.

También podemos cortar rebanadas de cebolla y ponerlas en un bol junto con unas cucharadas de miel. Al cabo de un par de horas el jarabe estará listo para tomar.

Hay incluso quien dice que la cebolla combina muy bien con la Coca-Cola para estos casos. Para preparar esta bebida herviremos un vaso del refresco junto con unos trozos de cebolla durante unos tres minutos. Bebemos antes de acostarnos.


 

8. Remedios caseros para la tos: baños calientes



¿Cuánto hace que no te das un baño relajante? Pues si tienes tos ya tienes una buena excusa. El vapor del agua caliente abrirá las vías respiratorias, lo que ayudará a que te encuentres mucho mejor.

Sobra decir que cuando tenemos mucha tos es importante tomar muchos líquidos. De esta forma mantendremos la garganta hidratada y ablandaremos las flemas. 
 

También te puede interesar:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados