¿Cuáles son los créditos rápidos más demandados?

Ante un pequeño imprevisto o un desfase en la economía doméstica nos pueden llevar a pedir un préstamo personal. Los más aconsejables son los créditos rápidos, que conllevan más intereses pero son casi inmediatos.

¿Cuáles son los créditos rápidos más demandados?
Los créditos rápidos más demandados

Los créditos rápidos son la mejor solución cuando tenemos que hacer frente a un gasto imprevisto en muy poco tiempo, sabiendo que con nuestros ahorros o presupuesto doméstico es muy complicado que podamos salvar la situación que se nos presenta. 

Muchos bancos y, sobre todo, financieras, ofrecen este tipo de productos, sabiendo que tienen un amplio mercado de clientes potenciales ante sí.

Internet también ha facilitado la proliferación de empresas que dan créditos rápidos. Hoy, analizamos dos de las propuestas más usadas por los consumidores españoles. 

 

En primer lugar, nos encontramos a Cofidis, que tiene más de 20 años a sus espaldas como entidad financiera, lo que la sitúa, por lo menos, como la empresa más conocida del sector por el cliente. Invierte mucho en publicidad, lo que no significa que sea más competitiva, sólo que es más conocida.

Cofidis ofrece créditos rápidos de hasta 6.000 euros a devolver en 48 meses, con un interés que oscila entre el 11 y el 25 por ciento anual. Estas cantidades son elevadas, pero son los precios que hay que pagar por este tipo de productos.

 

La otra financiera es ING Direct, que es uno de los bancos con mayor penetración en el mercado español en los últimos años. Su secreto ha radicado en disponer de una red muy pequeña de oficinas (casi nula, todo lo opera a través de internet o con cajeros asociados) y apostar por el marketing directo a través de los medios de comunicación. El resultado: todo el mundo conoce a ING Direct y ha captado muchos clientes ahorradores.

 

El producto que nos ofrece como crédito rápido está reservado para sus clientes, y es bastante atractivo. En el momento que abrimos una Cuenta Naranja, el banco estudia nuestro nivel de endeudamiento y determina cuánto dinero nos puede dar en caso de que lo solicitemos. Este dinero se puede pedir en una cuota o en tres, y no lleva aparejada comisiones por cancelación total o parcial ni gastos de apertura. Lo solicitamos y si podemos pagarlo, nos lo ingresan en nuestra cuenta inmediatamente.

El truco radica en que el umbral de préstamos que nos dará ING Direct será pequeño, pero es una buena opción, un as que tenemos en la manga cuando la economía no juega a nuestro favor.

 

En definitiva, si lo que deseáis es solicitar créditos rápidos, de forma rápida y simple, lo podréis hacer directamente clicando en la categoría de créditos, donde encontraréis las mejores soluciones y las mejores ofertas en crédito.

 

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados