¿Cuáles son las ayudas y subvenciones vigentes en Italia?

Para tener derecho a las prestaciones sociales en Italia debes residir en territorio italiano. ¿Quieres saber cuáles son las ayudas y subvenciones que hay en el país?

¿Cuáles son las ayudas y subvenciones vigentes en Italia?
Dirigidas a personas con bajos ingresos

Italia es un país miembro y fundador de la Unión Europea. Su tasa de paro actual (Abril de 2016) es del 11,7%, siendo del 36,9% para menores de 25 años.

Los datos económicos de Italia demuestran que el país se encuentra en una lenta pero firme fase de recuperación. Las inversiones extranjeras han aumentado con respecto al año pasado y los índices macroeconómicos tienden al alza. El PIB también ha crecido y se ha logrado reducir el déficit sustancialmente.

Esta mejoría permite a Italia disponer de un sistema de ayudas y subvenciones públicas que no está a la zaga del resto de potencias europeas. Las ayudas están especialmente diseñadas para personas con un nivel bajo de ingresos y la mayoría están distribuidas por el INPS, el Instituto Nacional de Previsión Social italiano.

 

AYUDAS Y SUBVENCIONES VIGENTES EN ITALIA


PARA FAMILIAS

Los ayuntamientos italianos conceden esta ayuda económica familiar, cuyos fondos provienen del INPS.

La cuantía de este subsidio depende de dos factores:

  • Número de miembros que componen la familia. Debe haber al menos un progenitor y 3 hijos menores.

  • Nivel de ingresos de la unidad familiar. No debe ser superior al indicador de situación económica del año vigente. La unidad familiar está formada por el solicitante del subsidio, su cónyuge y sus hijos. En el caso de los hijos, deben ser menores de 18 años o sin límite de edad si están discapacitados.

Su importe medio es de 130 euros por 13 mensualidades. La solicitud se tiene que presentar en el ayuntamiento que corresponde a nuestra residencia.

 

PARA DESEMPLEADOS

Las prestaciones por desempleo se abonan durante 8 meses, que puede extenderse hasta un año para personas mayores de 50 años. Su cuantía equivale al 40% del salario medio percibido en los 3 últimos meses de cotización, que como máximo es de unos 900 euros y de 1.100 euros en el caso de trabajadores que acrediten haber percibido más de 2.000 euros mensuales.

Para tener derecho a estas prestaciones es necesario:

  • Estar asegurado en el INPS desde hace al menos dos años.

  • Haber acumulado un mínimo de 52 semanas de cotización en esos dos años previos al cese de la relación laboral.

  • Solicitar la prestación en los 68 días posteriores al despido.

También hay un subsidio por invalidez y la llamada pensión de supervivencia, dirigida a los miembros de la familia de un trabajador fallecido.

 

SUSTENTO BÁSICO

Dirigido a personas o familias que el gobierno considera que están en riesgo de no alcanzar el nivel de recursos mínimos. Su concesión le corresponde a las autoridades locales y puede ser en forma de de dinero en metálico o en especie.

El único requisito fijo para obtenerla es residir en el municipio que va a conceder la ayuda.

 

DEPENDENCIA

Esta prestación se concede a personas incapaces de caminar sin la asistencia de un cuidador y a aquellas que necesitan asistencia diaria para realizar sus actividades cotidianas.

Varía según el tipo de discapacidad y al igual que la ayuda para el sustento básico puede ser en metálico o en especie (asistencia personal).

 

MATERNIDAD

La ayuda por maternidad cubre el 80% del salario. Tiene una cuantía media de 320 euros mensuales durante 5 meses (dos meses previos al parto y 3 meses posteriores).

Requiere un nivel de ingresos que no supere el indicador de situación económica vigente y que la solicitud se presente dentro de los 6 meses posteriores al parto.

Además, el sistema de ayudas y subvenciones italiano concede 77 euros mensuales por tener el primer hijo, siempre que los ingresos anuales de la pareja no superen un determinado nivel.

También te puede interesar:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados