¿Cuáles son las ayudas y subvenciones que existen en Portugal?

Te contamos cuáles son las ayudas y subvenciones vigentes en Portugal. Por si estás pensando en mudarte al país vecino, que no estés desinformado.

¿Cuáles son las ayudas y subvenciones que existen en Portugal?
Por maternidad, desempleo, dependencia...

La seguridad social en Portugal garantiza el principio de universalidad. Todas las personas tienen derecho a la protección social prevista por el sistema mediante 3 vías: protección social de la ciudadanía, sistema de seguro y sistema complementario.

La protección social de la ciudadanía tiene por objetivo asegurar los derechos básicos de los ciudadanos y la igualdad de oportunidades a través de varios conceptos: acción social, solidaridad y protección de la familia.

El sistema de seguro se basa en cotizaciones obligatorias por parte de los trabajadores y las empresas, mientras que el sistema complementario es de afiliación voluntaria y establece una serie de prestaciones adicionales al régimen general de la seguridad social.

Para poder garantizar los derechos protegidos por el sistema de protección social, Portugal cuenta con una serie de ayudas y subvenciones que pone a disposición de los ciudadanos más vulnerables.

 

AYUDAS Y SUBVENCIONES EN PORTUGAL


DESEMPLEO

Para obtener estas prestaciones es necesario estar en situación de desempleo de forma involuntaria y ser capaz de trabajar. Además hay que registrarse en la Oficina Local de Empleo correspondiente.

Tendrán derecho a ellas las personas que hayan trabajado un mínimo de 360 días en el periodo de 24 meses anteriores a la fecha en que han quedado en situación de desempleo. Estas cifras quedan reducidas a la mitad (180 días en los 12 meses anteriores) para las prestaciones sociales por desempleo, que también están dirigidas a aquellas personas que agotaron la prestación ordinaria y no alcanzan un determinado nivel de ingresos.

El cálculo de la prestación por desempleo se realiza sobre el salario mensual medio que el trabajador haya recibido en los 12 últimos meses. Su cuantía diaria no puede superar el 75% del valor correspondiente al salario de referencia ni 2,5 veces el índice de referencia de las ayudas sociales (IAS), que en 2016 es de 419,22 euros. El importe se reduce en un 10% transcurridos 180 días de pago.

En el caso de las prestaciones sociales por desempleo, la cuantía equivale al 100% del índice de referencia de las ayudas sociales para desempleados con familiares a cargo y al 80% para aquellos que viven solos.

 

RECURSOS MÍNIMOS

Estas ayudas están dirigidas a personas que se encuentran en situación económica precaria. Deben cumplir una serie de requisitos:

  • No superar un determinado nivel de ingresos, estar en situación de necesidad socioeconómica.

  • Ser residente legal en Portugal.

  • Ser mayor de 18 años.

El ingreso de integración social es una subvención en metálico cuyo importe viene determinado por la diferencia entre su importe teórico, el número de miembros de la unidad familiar y sus ingresos totales. Se concede durante 12 meses.

El importe teórico se calcula en base al índice de referencia de las ayudas sociales:

  • El 100% del índice de referencia para las personas con derecho a esta prestación.

  • El 50% para cada adulto.

  • El 30% por cada menor de edad.

 

MATERNIDAD

Portugal ofrece 12 semanas de permiso remuneradas al 100% para las madres. A partir de la semana 13 tienen derecho a una subvención si el valor del patrimonio de la unidad familiar no supera en 240 veces el IAS. Las ayudas varían entre los 25 y los 140 euros según el número de hijos a cargo.

Las mujeres embarazadas en situación de necesidad socioeconómica también pueden recibir prestaciones sociales en caso de riesgo clínico durante el embarazo o interrupción del mismo.

 

DEPENDENCIA

Las personas que están incapacitadas para realizar las actividades de la vida diaria tienen derecho a recibir estas ayudas y subvenciones. Los residentes en Portugal con dependencia temporal o permanente pueden beneficiarse de prestaciones en especie o en metálico.

Las prestaciones en especie se basan en atención domiciliaria y asistencia residencial. Las prestaciones en metálico son complementos de atención a largo plazo, y su importe depende del índice de referencia de la pensión social y el grado de dependencia del solicitante.


También te puede interesar:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados