¿Cuál es el procedimiento de subasta y venta de bienes embargados?

La ley establece que las subastas de bienes embargados sean publicadas para que todo el mundo tenga acceso a ellas

¿Cuál es el procedimiento de subasta y venta de bienes embargados?
Es necesario un depósito sobre los bienes embargados
  • El dinero de la venta irá a pagar a los acreedores

Cuando se incurre en impagos, los acreedores pueden solicitar el embargo de los bienes muebles (vehículos, joyas, obras de arte, etc.) o inmuebles (pisos, fincas, oficinas, bajos comerciales, etc.) del deudor para satisfacer las deudas. 

Pero el acreedor no tiene por qué ser una persona física. Puede ser un banco, la Agencia Tributaria, la Seguridad Social, los Ayuntamientos, el servicio de Aduanas… Cualquiera puede solicitar la subasta de bienes embargados.

Venta de los bienes embargados


Sea cual sea el acreedor, la venta de bienes embargados puede hacerse mediante subasta pública o adjudicación directa. La ley establece, además, que estos procedimientos cumplan dos requisitos:

1. Que se haga publicidad. Debe aparecer el lote, el precio de salida, la fecha, hora y lugar de celebración de la subasta o venta.
2. Que se respeten unos plazos. 

El procedimiento a seguir en las subastas de bienes embargados viene a ser más o menos el mismo, independientemente del lugar de celebración. 

Subasta de los bienes embargados


Estos son los pasos a seguir de forma general:

1. Los requisitos. Al tratarse de subastas públicas pueden participar todas aquellas personas que no tengan restricciones legales para hacerlo. Sólo tienen que identificarse con el DNI o el pasaporte.
2. El depósito. Cuando se puja por un lote hay que dejar una fianza. El importe es un porcentaje del precio de salida cuya cuantía dependerá del lugar donde se vaya a celebrar la subasta. Por ejemplo:

En la Agencia Tributaria: el 20%
En la Seguridad Social: el 25% si la oferta se hace en sobre cerrado (con la hora, minuto y número de orden) y 30% si es presencial.
En los juzgados: el 5%. En este caso el procedimiento está regulado por la Ley de Enjuiciamiento Civil.

3. La puja. En primer lugar se hace una lectura de todos los lotes y luego se van presentando uno por uno. Se quedará con el bien el que haya presentado la puja más alta. Hay que ofrecer como mínimo el 70% del valor de tasación de los bienes inmuebles y el 50% de los muebles.

4. La compra. Si resultamos ganadores, el resto del importe hay que pagarlo en un plazo que oscila entre los 5 y los 40 días, dependiendo de dónde se haya celebrado la subasta y de si se trata de un bien mueble o inmueble. En caso contrario se devolverá la fianza.

Adjudicación directa de los bienes embargados


Si la subasta queda desierta, los bienes embargados pueden venderse mediante la adjudicación directa. Consiste en presentar una oferta en un sobre cerrado durante el plazo marcado por cada organismo. Ganará la más alta.

Publicidad de los bienes embargados


Como decíamos antes, las subastas de bienes embargados tienen que ser anunciadas públicamente por el organismo o entidad que vaya a llevarlas a cabo:

Juzgados y Ayuntamientos: en el tablón de anuncios situado en un lugar público y visible.
Agencia Tributaria. En su página web hay una sección destinada a la subasta de bienes embargados.
Seguridad Social. También tiene un apartado específico denominado ‘Subasta de bienes embargados’.
Bancos. Es mejor preguntar directamente en la oficina.

Las subastas públicas también salen publicadas en los boletines oficiales y los medios de comunicación suelen hacerse eco.

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados