Cremas de verduras, las mejores recetas para recibir al otoño

Hoy ampliaremos nuestro repertorio de cremas de verduras con 3 nuevas recetas: calabaza, calabacín con acelgas y lentejas con hortalizas.

Cremas de verduras, las mejores recetas para recibir al otoño
Son ligeras, sanas, fáciles de preparar y el mejor aliado para entrar en calor

De calabaza, de espárragos, de lentejas, de champiñones, de espinacas… Las cremas de verduras están buenísimas, son ligeras, muy sanas y el mejor aliado para entrar en calor ahora que el tiempo comienza a enfriar. Lo bueno de este plato es que podemos ir variando en función de las verduras de temporada. También podemos combinar varias verduras, o verduras y legumbres.

En este artículo os proponemos tres recetas de cremas de verduras, así que ve sacando las cucharas.

Cremas de verduras: calabaza

crema-calabaza

Ya de por sí la crema de calabaza está rica, pero si le añadimos zanahoria y puerro aportaremos un toque extra de sabor. Para esta crema de verduras necesitaremos los siguientes ingredientes:

  • 300 gramos de calabaza
  • 200 gramos de zanahorias
  • 2 puerros
  • Un trocito de nabo (100 gramos aproximadamente)
  • 1 cebolla
  • 500 ml de caldo de verduras
  • Un chorro de aceite de oliva (unas tres cucharadas soperas)
  • Una pizca de sal

Para la elaboración seguiremos los siguientes pasos:

1. Limpiamos, pelamos y troceamos las hortalizas. Las vamos poniendo en platos separados.

2. Echamos un chorro de aceite de oliva en una cazuela y la ponemos a calentar a fuego medio.

3. Cuando esté caliente ponemos a rehogar la cebolla.

4. Después de unos minutos incorporamos el nabo, las zanahorias y los puerros. Rehogamos unos 2 minutos.

5. A continuación agregamos la calabaza, removemos y salamos (al gusto).

6. Cubrimos con el caldo de verduras, bajamos a fuego lento y dejamos cocer durante media hora.

7. Transcurrido ese tiempo, retiramos del fuego y trituramos en la batidora.

8. A la hora de servir la crema de calabaza podemos echar unos picatostes o un poco de jamón serrano picado (a mi hijo le chifla con queso rallado).

 

Cremas de verduras: acelgas y calabacín

La elaboración de esta crema es tan sencilla como la anterior. Pero en este caso utilizaremos los siguientes ingredientes:

  • 300 gramos de acelgas frescas
  • 200 gramos de patatas
  • 100 gramos de zanahorias
  • 100 gramos de calabacín
  • 1 cebolla
  • 1 puerro
  • 2 dientes de ajo
  • Aceite de oliva
  • Una pizca de sal
  • Agua

Como hemos hecho antes, lavamos los puerros y las acelgas y pelamos y troceamos el resto de verduras (el tamaño no importa mucho porque vamos a pasarlas por la batidora). Una vez tenemos todo listo, ponemos a calentar una cazuela con un chorrito de aceite de oliva. En primer lugar rehogamos la cebolla y el puerro y, a continuación, vamos incorporando la zanahoria, el calabacín y las acelgas. Rehogamos todo junto un par de minutos.

Cubrimos las verduras con agua y ponemos a cocer. Cuando el agua rompa a hervir, echamos las patatas previamente peladas y picadas. El agua tiene que cubrir también las patatas, así que si fuera necesario echaríamos más. Cocinamos durante 45 minutos a fuego lento.

Unos minutos antes de que acabe la cocción podemos hacer un refrito con los dientes de ajo e incorporarlo a la cazuela. Batimos y servimos.

 

Cremas de verduras: lentejas con verduritas

Viene a ser como un puré de lentejas de toda la vida pero con un ingrediente que le aportará un extra de cremosidad: la nata. Para esta crema de verduras y lentejas vamos a necesitar los siguientes ingredientes:

  • 250 gramos de lentejas
  • 50 gramos de cebolla
  • 20 gramos de zanahoria
  • Un trocito de puerro
  • 1 diente de ajo
  • 1 tomate maduro
  • Un chorrito de aceite de oliva
  • 100 ml de nata
  • Una pizca de sal

En una cazuela echamos agua, una pizca de sal, un chorrito de aceite de oliva y un diente de ajo. Llevamos al fuego e incorporamos la cebolla, la zanahoria y el puerro previamente limpios (no hace falta trocearlos). A continuación agregamos las lentejas y el tomate pelado. Dejamos a fuego lento durante 45 minutos o hasta que veamos que las lentejas están tiernas.

También podemos rehogar primero las verduras, a continuación echar las lentejas, remover y añadir el agua junto con una pizca de sal. El tiempo de cocción será el mismo.

Cuando las lentejas estén listas, colamos el caldo y los reservamos. Las lentejas con las verduras las pasamos por la batidora. Cuando tengamos el puré, volvemos a poner al fuego en una cazuela y agregamos un poco del caldo de la cocción junto con la nata. Dejamos cocinar unos minutos y volvemos a pasar por la batidora o el pasapurés.

 

También te puede interesar:

Continuer Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados