Cómo preparar la mejor crema pastelera casera

¿Quieres aprender a cocinar una buena crema pastelera? Te presentamos la receta definitiva para conseguir la textura y el sabor perfectos sin grandes complicaciones.

Cómo preparar la mejor crema pastelera casera
Huevos, leche y azúcar son los ingredientes principales de esta receta

La crema pastelera es un ingrediente básico de la repostería, y es que este producto es utilizado en infinidad de bizcochos, tartas, milhojas, hojaldres y otras recetas dulces.

Si eres un fan incondicional de la buena repostería, esta receta no puede faltar en tu libro de cocina.

Aunque siempre suele dar bastante pereza prepararla, con esta sencilla receta tendrás la crema pastelera siempre que la necesites y en tan solo unos minutos.

¡Ahora ya no tienes excusas para no preparar todo tu recetario repostero! Toma nota de nuestra receta y aprende a prepararla paso a paso.

Receta de crema pastelera casera

Para una buena crema pastelera necesitaremos comprar ingredientes frescos de calidad. Principalmente esta receta lleva leche, azúcar y huevos, aunque para espesar la crema también se le añade un poco de harina de maíz.

Para añadirle ese aroma  y sabor característico suele utilizarse vainilla, pero también puedes añadir un poco de ralladura de limón, naranja o canela. Siempre a tu gusto.

Ingredientes

  • 400 ml de leche entera
  • 3 yemas de huevo fresco
  • 75 gr de azúcar
  • 35 gr de maicena
  • ½ vaina de vainilla

 

Preparación

1. Para empezar nuestra crema pastelera, primero abrimos la vaina de vainilla por la mitad y sacamos las semillas.

2. Después incorporamos en un cazo las semillas y las vainas de vainilla, junto con la mitad de la leche, y dejamos cocinar. Antes de que empiece a hervir, lo retiramos del fuego y tapamos para infusionar durante 20 minutos.

3. Mientras, colocamos la otra mitad de leche en un bol y disolvemos en ella la maicena. Añadimos las yemas y el azúcar bien mezclados, y batimos todo bien con ayuda de unas varillas hasta conseguir una mezcla homogénea.

5. Incorporamos al bol, poco a poco, la leche infusionada sin parar de remover, hasta conseguir que todos los ingredientes queden bien mezclados.

6. Vertemos nuestra mezcla en el cazo y cocinamos la crema a fuego lento, sin para de remover para evitar que se nos pegue.

7. Una vez que la crema pastelera haya espesado bien, aproximadamente en unos 10 minutos, la retiramos del fuego, ¡y listo!

Si no vas a usar la crema pastelera en el momento o quieres reservar la que sobre, puedes colocarla en un bol y cubrirla con papel film para que no se haga costra, y que el sabor y la textura se conserven perfectamente.

Recuerda que esta crema puede conservarse hasta tres días en el frigorífico, así que puedes hacer de sobra para preparar varias recetas.

 

También te puede interesar:

Continuer Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados