Crea un jardín japonés: consejos de decoración y qué flores plantar

No sólo hay un tipo de jardín japonés sino varios, que son serán adecuados según el espacio, el entorno o la personalidad y espíritu de su creador.

Crea un jardín japonés: consejos de decoración y qué flores plantar
En un jardín japonés tradicional no se planta hierba sino musgo



Un día salimos al jardín de casa y nos quedamos contemplándolo. Está bonito, tiene colorido, flores chulas, setos cuidados, regado correctamente... Una ejecución perfecta de cuando nos sacamos el máster en jardinitis y no había día que no estuviésemos pendientes de él. Pero observándolo bien descubrimos que le falta algo. Le falta espíritu.

Tiene belleza para no llega a conectar con nuestra vida interior. Necesitamos un nuevo diseño del jardín que nos enriquezca tanto exteriormente como interiormente. Es el momento de convertirlo en un jardín japonés que nos de paz y tranquilidad.

Este jardín japonés no tiene por qué ser zen obligatoriamente. Desde luego, también es una opción para el que quiera basar su decoración en un tono minimalista donde lo poco es tan importante que absorbe al todo.

Incluso se puede crear un jardín zen en el interior de casa. Pero también podemos elegir otro tipo de jardín japonés donde existan también agua y plantas. Incluso, si el espacio del que disponemos el amplio, se pueden crear en el mismo varios tipos de jardines japoneses. Veamos algunas ideas básicas que tienen que estar siempre presentes en este tipo de jardines.

 

Consejos para decorar un jardín japonés


 
  • En los jardines japoneses tradicionales no está presente la hierba sino el musgo. Es posible que en nuestro jardín de casa de mucho el sol o tenga escasa humedad, por lo que sea muy difícil que pueda crecer el musgo. Para solventar este problema podemos plantar un sustituto del musgo como puede ser la Soleirolia soleirolii, Sagina subulata o Selaginella kraussiana. 
     
  • Se puede jugar con las perspectivas para dar sensación de grandeza.  Es posible utilizar plantas muy pequeñas para que el resto de componentes parezcan muchísimo más grandes, o bien colocar piedras o plantas más oscuras o que brillen más en primer plano y plantas pequeñas más atrás. La clave es provocar el efecto visual de profundidad y tamaño. 
     
  • Las plantas que mejor quedan al fondo de nuestro jardín japonés serían el bambú, ciruelo de Japón, el Cerezo de Japón, ciruelo de flores, arbolito de cerezo… Delante de ellas pueden ir los bonsáis, tejo, cicuta… La mahonia, laurel o Hydrangea macrophylla ayudarán a enmarcar un estanque o fuente.
     
  • Como ribete para el jardín está muy bien colocar bambú enano y medio, bambú de interior o helechos. 
     
  • Para la vegetación baja que coloquemos en primer plano podríamos poner bambú enano, musgo o en su defecto Soleirolia soleirolii, Selaginella kraussiana o Sagina subulata, que forma parches de colores alrededor de las piedras del jardín. 
     
  • Si ponemos estanque o fuente, las plantas de agua más indicadas sería  el Lirio japonés, el miscanthus azulado, helechos y hostas.
     
  • Todos estos elementos que componen el jardín, quedan mejor colocados de forma asimétrica que siguiendo un patrón simétrico que acaba con la libertad de espíritu. Lo que sí se debe luchar es para que todo el jardín mantenga un armonía.
 

También te puede interesar:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados